Rearmando a Boca

La paciencia con la que Guillermo Barros Schelotto viene armando el rompecabezas de Boca tiene su contraparte en la racha de lesiones que afecta al equipo. En la semana previa al clásico con River y al comienzo de los octavos de final -el rival será Cerro Porteño-, el Mellizo y su cuerpo técnico tienen a […]

La paciencia con la que Guillermo Barros Schelotto viene armando el rompecabezas de Boca tiene su contraparte en la racha de lesiones que afecta al equipo. En la semana previa al clásico con River y al comienzo de los octavos de final -el rival será Cerro Porteño-, el Mellizo y su cuerpo técnico tienen a cinco jugadores importantes tocados o directamente descartados para estos duelos claves: Agustín Orion, Daniel Díaz, Pablo Pérez, Federico Carrizo y ahora Andrés Cubas.

La lesión de Cubas es, sin dudas, la más dolorosa: el juvenil había recuperado el puesto con ímpetu y estaba gestando un gran tándem con Fernando Gago, pero un fortísimo planchazo ante Deportivo Cali averió el ligamento de su tobillo. Se perderá lo que queda del semestre, y su puesto posiblemente sea ocupado por Cristian Erbes, que volvió a jugar ante Aldosivi después de un parate considerable por problemas en su rodilla. ¿Estará el Pichi ya en condiciones para bancarse la titularidad?

Orion, Díaz, Carrizo y Pérez arrastran lesiones musculares de menor gravedad: el arquero y el ex Newell’s seguramente estén ante River, mientras que el Cata y el Pachi deberán esperar para volver. Pero el desgaste acumulado prende una alarma para la seguidilla importante que se viene, con cruces definitorios de la Libertadores.

Con el nivel de juego creciendo, el problema que ahora enfrenta Guillermo está en los futbolistas disponibles con los que cuenta. Más allá del lamento por Cubas, el equipo parece entero para suplantar a los lesionados y mantener la levantada. No caerse ahora, a pesar de las bajas, sería un empujón anímico ideal para encarar el final de la primera parte del año.

Por @ejemplo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.