Con la cabeza en la Copa

Boca cayó con Estudiantes de La Plata por 3 a 1. Con todos los cañones apuntados a los 90 minutos que restan por Copa Libertadores, el equipo alternativo Xeneize disputó un mal encuentro, debutó otro chico, Gonzalo Maroni, y Chávez fue el autor del único gol que marcó el equipo de los Barros Schelotto. En […]

Boca cayó con Estudiantes de La Plata por 3 a 1. Con todos los cañones apuntados a los 90 minutos que restan por Copa Libertadores, el equipo alternativo Xeneize disputó un mal encuentro, debutó otro chico, Gonzalo Maroni, y Chávez fue el autor del único gol que marcó el equipo de los Barros Schelotto.

En una cancha con un terreno en pésimo estado, Boca se plantó los primeros minutos con un esquema con más volantes y dos delanteros ligeros, listos para sorprender de contra y aptos para realizar una presión asfixiante. Así llegó el primer gol del partido, el Xeneize, un error en la salida de ‘El Pincha’, Messidoro la abrió a la derecha para Palacios, este desbordó y tiró el centro para que Chávez defina de cabeza, sin oposición, para poner el 1 a 0.

La alegría duró poco, la banda izquierda de Boca ofrecía facilidades y Estudiantes las aprovechó todas. Solari — Sánchez le hicieron el 2–1 a Silva, Rolín salió tarde, el lateral derecho del conjunto local sacó el centro y Gastón Fernández durmió a Tobio para poner el empate parcial. Apenas 7 minutos después, Sánchez dispuso de espacio y tiempo para decidir, sacó un centro desde 30 metros, la Gata Fernandez cabeceó en soledad aprovechando una salida horrible de Sara que le facilitó el segundo gol de la noche.

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron un somnífero, Boca no tenía juego ni intensidad para ir a buscar el empate y Estudiantes estaba cómodo con la ventaja que le mantenía el segundo lugar en el Grupo 2. Los Mellizos movieron el banco al mandar a la cancha a Benegas y producir el estreno en primera división de Gonzalo Maroni, 5to juvenil que debuta en la era Guillermo. El Xeneize mejoró más por intensidad que por juego, de hecho no generó situaciones claras más allá de un remate de Palacios. Sobre el final del partido, Sara volvió a tener una salida horrenda, Viatri lo anticipó y cumplió con la Ley del ex para decretar el 3 a 1 final.

La realidad indica que la cabeza está en la Copa Libertadores, puede sonar mal, pero el partido de hoy tenía poco interés para la mayoría en el mundo Boca. Cada derrota Xeneize molesta, la de hoy tal vez un poco menos, todos los hinchas tienen la mente en los 90 minutos del próximo jueves. Los jugadores y el cuerpo técnico también: Chávez fue el primer cambio en un partido que todavía no tenía definición, ‘El Comandante’ salió sin chistar sabiendo que puede ser un indicio de su titularidad ante Nacional. La cabeza está en la Copa.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Empuje a lo Boca

El Xeneize se lo dio vuelta a Atlético Tucumán al final y desató la fiesta en la Bombonera. Sobró posesión y faltó profundidad, pero los goles de Langoni devolvieron al equipo a la pelea.

Grito de desahogo

Boca ganó como más se disfruta: 1-0 en la última en Florencio Varela. Queda mucho por mejorar, pero la victoria tranquiliza. Próximo rival: el puntero, Atlético Tucumán.

Rumbo torcido

Boca no pasó del 0-0 ante Rosario Central y profundizó el desconcierto en su presente. Sin una columna vertebral sólida, al Xeneize nuevamente lo salvó Rossi y generó poco en ataque.