San Agustín

El arquero Xeneize la rompió en la definición por penales, atajó tres seguidos y Boca se metió en las semifinales de la Copa Libertadores. El equipo de Guillermo luchó ante la adversidad: sufrió dos lesiones, fue abajo en el marcador durante gran parte del partido y terminó los últimos minutos con un hombre menos. Algunos […]

El arquero Xeneize la rompió en la definición por penales, atajó tres seguidos y Boca se metió en las semifinales de la Copa Libertadores. El equipo de Guillermo luchó ante la adversidad: sufrió dos lesiones, fue abajo en el marcador durante gran parte del partido y terminó los últimos minutos con un hombre menos. Algunos le llaman mística.

Generalmente, las máximas del fútbol se cumplen. Boca pudo golpear rápido y encaminar la serie en una jugada donde el arquero de Nacional brindó un rebote corto que no pudo definir bien Tevez, cuando Conde estaba en el piso. El conjunto uruguayo pasó el sofocón, se plantó bien y desde la tranquilidad empezó a construir una supremacía en el juego. A los 20 minutos, Sebastián Fernández encaró por el centro de la cancha, la abrió a la derecha y Barcia sacó un centro bajo que el Cata Díaz terminó clavando en el ángulo derecho de Orion. Goles que no se hacen en un arco.

A pesar del aliento incesante de la gente desde los últimos minutos del entretiempo, a Boca le costó encontrar el camino después del descanso.Arrinconó a Nacional pero sin crear situaciones claras salvo por disparos a media distancia que siempre respondió sin problemas Conde. En una jugada aislada, el Cata bajó de cabeza un despeje de los uruguayos, Jara controló, la acomodó para su derecha y sacó un pase 30 metros extraordinario para Pavón, el cordobés dominó, corrió unos metros y definió cruzado para poner el empate definitivo.

El Xeneize tuvo que lidiar con una lesión de Marcelo Meli en el primer tiempo al chocar con su propio compañero, Pablo Pérez, un desgarro de Chavez en la etapa complementaria y además jugar el último cuarto de hora con un hombre menos por la expulsión de Pavón por doble amarilla por sacarse la camiseta en el festejo del gol. A pesar de las pálidas el partido finalizó 1 a 1, mismo resultado que en Uruguay, por lo que la llave se tuvo que definir a través de los penales.

Si de definiciones desde los doce pasos se habla, Boca siempre tiene un dios aparte, o en este caso un Santo. La tanda la arrancaron los uruguayos, la metió Polenta, siguieron el mismo camino Tevez, Victorino, el Cata Díaz y Sebastián Fernandez, erró Pablo Pérez y empezó el momento Orion, el ‘1’ Xeneize atajó tres penales seguidos, dos ante la posibilidad de quedar afuera de la Copa, lo sufrieron Porras, Romero y Carballo, Fabra igualó la serie y Carrizo le dio el pase a semis al Boca. Orion festejó sus 200 partidos oficiales con la camiseta de Boca elevando su figura a la de San Agustínen una noche memorable para todos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Cristian Pavón, el renacido

Russo se la jugó con Pavón como titular en el primer partido como local en la Libertadores y el cordobés no defraudó: fue una de las piezas claves en el triunfo Xeneize. De él hablamos en un nuevo podcast de #PlanetaMuyBoca.

Quizá leamos algún elogio…

Boca derrotó 2-0 a Santos y llegó a su cuarto triunfo consecutivo, con una formación de pibes de Inferiores y jugadores jóvenes. Es un equipo en crecimiento.

A vos te conozco

Boca recibe a Santos, su verdugo en la última edición de la Libertadores pero con un presente distinto: llega golpeado por las ventas, los malos resultados y la salida de Holan un día antes del partido.