Los méritos de este equipo

Castigado por demás, subestimado, hasta ridiculizado de a ratos. Este plantel de Boca tiene sus falencias como cualquiera, pero será hora de empezar a contarle también las virtudes: después de conseguir dos títulos en 2015, los ahora dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se metieron entre los cuatro mejores de América superando lesiones y demás reveses. […]

Castigado por demás, subestimado, hasta ridiculizado de a ratos. Este plantel de Boca tiene sus falencias como cualquiera, pero será hora de empezar a contarle también las virtudes: después de conseguir dos títulos en 2015, los ahora dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se metieron entre los cuatro mejores de América superando lesiones y demás reveses.

La ilusión está más viva que nunca después de la noche épica del jueves en la Bombonera, pero además de la mística intrínseca a la institución hay argumentos futbolísticos para sostener el sueño. Aún cuando no le salen las cosas, Boca intenta por las bandas y presiona tanto de local como de visitante. Se repuso a lesiones reinventándose y levantó partidos que arrancó perdiendo. Ahora se vendrá un parate donde Guillermo deberá imprimirle más su idea al equipo, pero algo ya se ha visto en este semestre de emergencia.

Más allá del colectivo, hay niveles altos desde lo individual: Carlos Tevez es el emblema, Cristian Pavón renació con este DT, Nicolás Lodeiro era figura hasta su lesión, Agustín Orion con cuatro penales atajados. En un escalón más abajo aparecen un más calmo Pablo Pérez, la revelación Frank Fabra, el aporte de goles claves de Federico Carrizo, y dos centrales que cumplen.

Boca construye su camino a partir del poder ofensivo: desde que llegó Guillermo, convirtió en todos los partidos de la Copa salvo en el primero, a 24hs de su asunción (0–0 con Racing). El equipo por ahora no perdió en la Libertadores, y ese invicto es otro aliciente más para seguir ilusionando.Mientras el sueño crece, también lo hace un equipo que además de partidos va ganando la confianza de su gente.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Empuje a lo Boca

El Xeneize se lo dio vuelta a Atlético Tucumán al final y desató la fiesta en la Bombonera. Sobró posesión y faltó profundidad, pero los goles de Langoni devolvieron al equipo a la pelea.

Grito de desahogo

Boca ganó como más se disfruta: 1-0 en la última en Florencio Varela. Queda mucho por mejorar, pero la victoria tranquiliza. Próximo rival: el puntero, Atlético Tucumán.

Rumbo torcido

Boca no pasó del 0-0 ante Rosario Central y profundizó el desconcierto en su presente. Sin una columna vertebral sólida, al Xeneize nuevamente lo salvó Rossi y generó poco en ataque.