El aporte de Benedetto

La zona central de la delantera ha sido el foco de discusión máximo en el siempre turbulento Mundo Boca en el semestre. Por la ausencia de Daniel Osvaldo, lesionado primero y cesanteado después, prácticamente cada derrota, empate e incluso insuficiente victoria xeneize fue analizada a través de la falta de un nueve de área. Después […]

La zona central de la delantera ha sido el foco de discusión máximo en el siempre turbulento Mundo Boca en el semestre. Por la ausencia de Daniel Osvaldo, lesionado primero y cesanteado después, prácticamente cada derrota, empate e incluso insuficiente victoria xeneize fue analizada a través de la falta de un nueve de área. Después de sumar a Walter Bou, una apuesta de perfil bajo, ahora Guillermo Barros Schelotto suma otro nombre para agregar poder de gol: Darío Benedetto. ¿Quién es este delantero de nacimiento en Sarandí y crecimiento en México?

Para comenzar a conocerlo, van algunas frías estadísticas. En el fútbol doméstico dejó una buena marca jugando para Arsenal: 27 goles en 76 partidos por Liga argentina. Ya en México, dio el salto en la liga 2014/15: mitad en Tijuana y mitad en América, jugó seguido y gritó bastante, con quince tantos en 34 encuentros. En la temporada 2015/16 mantuvo la continuidad y el promedio en las Águilas: convirtió once goles en 32 partidos.

Yendo más a lo cualitativo, Benedetto también puede inflar el pecho por esos goles que más se gritan: metió tres y ¡cuatro! goles en las semifinales y la final de la Concachampions 2015, convirtió uno en la definición del torneo en 2016, y hasta hizo uno en el 2–1 al TP Mazembe por el Mundial de Clubes, en el partido por el tercer puesto. Por la Libertadores, que jugó en 2013 con Arsenal, también tiene un historial para destacar: gritó tres en seis partidos, todos en condición de visitante.

Sacando del foco de la estadística y las acciones puntuales, se puede poner la lupa sobre las cualidades de Benedetto y también sacar conclusiones positivas. Sin ser un faro del área, es un nueve movedizo, que se crea sus chances, y que aportará algo que hoy por hoy escasea en el plantel: tiro de media distancia, vía por la cual convirtió seguido en su carrera (incluso de tiro libre). ¿Qué le puede jugar en contra? Un fantasma que sobrevuela Boca en los últimos tiempos: las lesiones musculares. El delantero sufrió dolencias en octubre, febrero y marzo que lo dejaron afuera de partidos importantes.

Boca trae a un jugador con una carrera pareja, con buen promedio de gol (en total, 71 goles en 206 partidos), y que rindió bajo la presión del América (que igualmente no es lo mismo que Brandsen 805). Suma así otra variante en un puesto acéfalo en el semestre y sin limitaciones: Benedetto puede jugar la Libertadores. Guillermo sigue completando su rompecabezas.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Cómo ver gratis el Boca-River y en calidad HD

Los equipos de Miguel Ángel Russo y Marcelo Gallardo se verán las caras en La Bombonera por los cuartos de final de la Copa de la Liga.

¿Será otra historia?

Boca vuelve a visitar a Santos después de la goleada que sufrió en enero pero el panorama es distinto: el equipo de Russo busca encaminar la clasificación en la Libertadores antes del Superclásico.

Un Boca rejuvenecido

Russo puso a los pibes, ellos ganaron confianza y Boca ganó más que partidos: el Xenezie extendió su plantel y consolidó una idea de juego que se plasma cada vez que los juveniles están en cancha.