Ningún Pichi

“Hoy me toca despedirme de un club que no solo fue mi lugar de trabajo, sino que fue mi segunda casa. Hoy me despido de Boca. Después de 20 años tomo una de las decisiones más difíciles”. Con esas palabras, Cristian Erbes se despidió de la Primera de Boca después de haber disputado 155 partidos, […]

“Hoy me toca despedirme de un club que no solo fue mi lugar de trabajo, sino que fue mi segunda casa. Hoy me despido de Boca. Después de 20 años tomo una de las decisiones más difíciles”. Con esas palabras, Cristian Erbes se despidió de la Primera de Boca después de haber disputado 155 partidos, hecho 5 goles y ganado 4 títulos. Este no es un dato menor ya que, quien se va, era hasta el momento el jugador con más antigüedad dentro del plantel.

Debutó de la mano de Basile, un 4 de octubre de 2009, en el famoso partido del gol de cabeza de Palermo a Velez de mitad de cancha. Y, desde allí, fue ganándose de a poco el respeto y el lugar en el primer equipo. A veces como volante derecho, pero primordialmente como volante central, Erbes cargó con el peso de ser un número cinco surgido de la cantera, al igual que lo hicieran Fernando Gago y Ever Banega, entre otros.

Partícipe de la obtención del Apertura 2011 y la Copa Argentina 2012 de la mano de Falcioni, estuvo en la mira del FC Kubán Krasnodar de Rusia, que le ofrecía un suculento contrato, pero su arraigo por el club y la entonces vuelta de Bianchi lo convencieron de seguir.

“Lo económico, y hoy por hoy que se hable en dólares suma más. Con mi familia hablé y me dijeron que la decisión era mía. Estoy en Boca desde los seis años, me llevo bien con todos y estoy muy felíz. Por eso decidí quedarme”.

Fue el mismo entrenador que un día, ante la falta de un lateral derecho, lo consultó sobre la posibilidad de jugar ahí; y el Pichi, con tal de estar, aceptó: “venía de una lesión y quería seguir jugando, justo se había lesionado Marín, y tomé la decisión”.

Hoy, ya con poco lugar en la idea de Guillermo, y habiendo sumado dos consagraciones más en su espalda, el Pichi dice adiós, para tener su primera experiencia en el exterior. Un chico que cumplió el sueño de tantos otros, el de debutar, asentarse y ganar cosas con la camiseta de sus amores. Ya habrá tiempo de una vuelta.

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.