Ángel y demonio

Agustín Orion fue el arquero que salió campeón invicto con la valla menos vencida en la historia de los torneos cortos; el que fue figura en la serie de penales ante Deportivo Capiatá (Copa Sudamericana 2014) y ante Nacional (Copa Libertadores 2016); y el que defendió el arco de Boca durante cinco años (2011–2016) con […]

Agustín Orion fue el arquero que salió campeón invicto con la valla menos vencida en la historia de los torneos cortos; el que fue figura en la serie de penales ante Deportivo Capiatá (Copa Sudamericana 2014) y ante Nacional (Copa Libertadores 2016); y el que defendió el arco de Boca durante cinco años (2011–2016) con cuatro DTs diferentes, uno de los que más estuvo en la institución bajo los tres palos en las últimas dos décadas.

Agustín Orion es, también, el arquero que quedó señalado por la lesión a Carlos Bueno y la tremenda patada a Lucas Gamba; el que recibió tres expulsiones durante el 2015; y el que tuvo una gran responsabilidad en la eliminación de la última Libertadores ante Independiente del Valle.

“Él es así, o lo amás o lo odiás”. La descripción sale de su círculo íntimo y parece difícil encontrar una mejor. La filosofía Orion no admite grises: desnuda su personalidad dentro de la cancha y entrega las dos caras de un jugador que fue mil veces ovacionado en cada acierto y mil veces insultado en cada yerro. Ángel y demonio.

Fue un lustro de titularidad indiscutida, a pesar de haber sido puesta en duda en cada semestre. Bajo su sombra atajaron Oscar Ustari, Sebastián D’Angelo, Sebastián Sosa, Emanuel Trípodi y, hasta ahora, Guillermo Sara. Todos los que llegaron, lo hicieron para quedarse con su puesto. Ninguno pudo, hasta que se decidió que su ciclo estaba cumplido.

El carácter de los referentes marcó esta etapa en Boca, que inició con Carlos Bianchi, que se recicló con el Vasco Arruabarrena y que se termina con Guillermo Barros Schelotto. Y el temple de Orion se mimetizó con el de un equipo que estaba para llegar al cielo, pero que continuamente coqueteó con el infierno.

Por @gerbo__

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.