Una victoria trabajada

Boca superó por 2 a 1 a Santamarina en el encuentro correspondiente a los 16avos de final de la Copa Argentina. Benedetto abrió el marcador, Michel lo empató y Pavón le dio la victoria al conjunto Xeneize que en la próxima ronda se medirá ante Lanús. La segunda prueba televisada de Boca, y esta por […]

Boca superó por 2 a 1 a Santamarina en el encuentro correspondiente a los 16avos de final de la Copa Argentina. Benedetto abrió el marcador, Michel lo empató y Pavón le dio la victoria al conjunto Xeneize que en la próxima ronda se medirá ante Lanús.

La segunda prueba televisada de Boca, y esta por los porotos, arrancó bien. El Xeneize impuso el ritmo por jerarquía y capacidad individual, aunque con escaso volumen de juego debido a que el conjunto tandilense con la presión alta obligó a la salida larga de Sara y cuando el juego transitaba por el mediocampo eligió cortar con faltas cada intento de asociación del equipo de los Barros Schelotto.

A pesar del partido trabado que proponía Santamarina, Boca rompió el marcador temprano. A los 18 minutos de juego, después de una mala salida de los tandilenses, apurados por la agresividad Xeneize, Fabra desbordó y sacó un centró perfecto con ventaja para el delantero, Benedetto cabeceó y anotó el gol con el que el equipo de Guillermo dominó el primer tiempo.

No fue una noche tranquila para Boca. En la segunda parte cedió terreno y por impericia en la definición desperdició un par de contras que podrían haber encaminado el encuentro. Bentancur perdió una pelota en pies de Michel, el delantero levantó la cabeza y a 30 metros del arco remató ante un adelantado Sara y clavó un golazo. El empate se veía venir y a menos de 20 minutos del final del partido se concretó.

El equipo de los Barros Schelotto respondió bien al golpe, apremiado por la situación salió a buscar de nuevo el partido y demostró la diferencia de jerarquía. Pavón volvió a demostrar por qué es el jugador más determinante de Boca y, en una jugada que debió haber sido anulada por off side, quedó mano a mano con Papaleo y definió cruzado para poner el 2 a 1 definitivo.

No fue una gran actuación de Boca, no tuvo el fútbol que había demostrado la semana pasada ante San Lorenzo y se complicó solo por no poder definir las situaciones con las que contó. Lo positivo es que salió rápido de la situación complicada, con un gol a los seis minutos de sufrir el empate. El partido terminó sin sobresaltos pero antes tuvo que trabajar más de la cuenta.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.