Prueba y error

La primera fecha que Boca jugó sin Carlos Tevez terminó en un fiasco en reemplazarlo. Más allá de que el equipo sumó y tuvo momentos de intensidad, es indudable que se trajo de Mendoza un resultado no deseado y que perdió en caudal de juego. Sin Tevez se pierde mucho, pero Ricardo Centurión también sufrió […]

La primera fecha que Boca jugó sin Carlos Tevez terminó en un fiasco en reemplazarlo. Más allá de que el equipo sumó y tuvo momentos de intensidad, es indudable que se trajo de Mendoza un resultado no deseado y que perdió en caudal de juego.

Sin Tevez se pierde mucho, pero Ricardo Centurión también sufrió correrse al centro del campo: el ex Racing fue ubicado en el puesto de falso enganche dentro del 4–2–3–1 de Guillermo Barros Schelotto y se sintió incómodo durante todo el partido ante Godoy Cruz.

Centurión necesita la banda como aliada para desnivelar, mientras que Boca también precisa de su profundidad e ida y vuelta para complementar los desbordes de Cristian Pavón por el otro costado. El 3–0 ante Belgrano mostró a un equipo ancho, que generó espacios desde los laterales, y eso se perdió al coartar la libertad de Centurión y apostar a un Federico Carrizo intermitente. ¿Cuáles son las opciones que tiene Guillermo para recibir a Quilmes este domingo en la Bombonera?

La primera certeza es que insistir en Centurión sería volver a tropezar con la misma piedra: las características del jugador son claras. Las variantes que se manejan son la inclusión de Fernando Zuqui, más habitué a moverse por el centro de la cancha; o la entrada de Sebastián Pérez, sin mucho poder de ataque pero garantía de buena circulación. Lo cierto es que ninguno aportará la agresividad y la determinación de Tevez en tres cuartos de cancha: Boca deberá apostar a nuevamente romper por los costados para sacar diferencia.

Por el momento, parece picar en punta el ex Godoy Cruz: Zuqui parece más habituado a un rol ofensivo que el colombiano Pérez al tener más facilidad para llegar al área y con él probó Guillermo en la práctica de este jueves. Después de la experiencia fallida en Mendoza, Quilmes será una nueva prueba para seguir puliendo un esquema que se resintió sin Tevez.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.