Para quedar en la memoria

La seguidilla de clásicos es fundamental de cara al fin de año, pero también la oportunidad para que Darío Benedetto siga con su racha goleadora y empiece a ganarse un lugar en el corazón del hincha xeneize

Al fútbol se juega para ganar, y para ello hay que convertir goles, y si esos se dan en partidos considerados ‘clásicos’, mucho mejor. Este esquema de pensamiento es tan básico como lineal, pero no deja de ser una realidad. Porque ganar esos encuentros son los que traen más felicidad, y aquellos que resultan determinantes y protagonistas en esos juegos quedan, automáticamente, anclados en la retina y el pensamiento del hincha.

Darío Benedetto llegó como una de las cartas de gol para disputar las semifinales de la Copa Libertadores a mitad de año, pero no pudo hacer mucho en el encuentro de ida, y luego disputó 33 minutos en la vuelta ante Independiente del Valle. Pasaron cinco partidos hasta que pudo convertir su primer tanto, contra Santamarina en la Copa Argentina, aún así se hablaba más de lo que Boca había invertido en traerlo que de su aporte para el equipo.

 

Las ocasiones desperdiciadas ante Godoy Cruz y Tigre lo pusieron nuevamente en la mira, pero una semana más tarde, se despachó con un triplete ante Quilmes. Hoy, el ex América vive un presente diferente: «se me abrió el arco», reconoce. Y es que está de racha y de amigo con la red, ha convertido 6 goles en los últimos 6 encuentros que ha disputado con la azul y oro. 

Pero ha llegado la hora de revalidar su momento, la seguidilla antes de fin de año es el marco ideal para que Benedetto se despache y se asiente con el número 9 en la espalda, algo que le ha costado a los últimos portadores de esa camiseta. San Lorenzo será el primer desafío, un rival que viene golpeado tras caer eliminado en las semifinales de Copa Sudamericana, pero en condición de visitante, en la cual el Xeneize no consigue un triunfo hace 4 años.

«Estos partidos son los que a uno lo marcan, son importantísimos. Los clásicos se tienen que ganar como sea. Y en lo personal, estoy con muchas ansias de jugar. Soy consciente que se vienen los partidos más importantes que tiene este club» – Darío Benedetto a TyC Sports

Con la movilidad mostrada, convirtiendo tanto de afuera como ante Quilmes, de cabeza como ante Central en Córdoba, o ante la salida del arquero como ante Gimnasia, el Pipa sabe que está en alza y con confianza, y ha llegado la hora de la verdad. Tiene la banca, pero está ante la oportunidad de marcarse a fuego y quedar en la memoria.

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Son todos de Boca: Cacho Malbernat

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos toca Cacho Malbernat, pieza clave del Estudiantes de Zubeldía.

Los mercados de Riquelme

¿Cómo gestiona Boca las transferencias desde que llegó el Consejo de Fútbol al club? En MuyBoca analizamos las tácticas de Román: bajo presupuesto, incorporaciones con experiencia, sostenimiento del equipo titular y algunos refuerzos que no llegan…

Podcast: Defensa para armar

En MuyBoca pusimos el foco sobre la línea defensiva del equipo de Russo: ¿cómo se pasó de la solidez del 2020 a la falta de funcionamiento de la actualidad?