La solidez defensiva es la cuenta pendiente

A horas del comienzo del Superclásico, Guillermo Barros Schelotto busca consolidar la defensa. La duda es si Tobio estará desde el arranque o le dejara su lugar a Insaurralde.

El equipo de los mellizos Barros Schelotto ha ido de menor a mayor en el rendimiento de este último semestre.

Al comienzo, la falta de gol era uno de los principales cuestionamientos. La baja efectividad de Darío Benedetto ponían en tela de juicio al entrenador, que había pedido exclusivamente incorporar al jugador, al igual que a Walter Bou. Ambos se encuentra en un gran presente.

La mitad de la cancha fue otro de los problemas que tuvo que lidiar Guillermo. Con un gran palmares de jugadores en esa posición, nunca logró el funcionamiento deseado, hasta la reaparición de Fernando Gago. Con “Pintita” en el terreno de juego, el DT consiguió plasmar su idea y encontró un socio excepcional para Carlos Tevez.

La solidez defensiva es la cuenta pendiente que le queda al entrenador. Gino Peruzzi y Santiago Vergini son inamovibles en el equipo. No así el resto, que ha ido rotando sin poder reafirmarse en su posición. Las lesiones, las convocatorias internacionales o los bajos rendimientos son las principales respuestas.

Fernando Tobio protagonizó una novela dramática junto con Daniel Angelici en el comienzo de la segunda mitad del año. Tal fue así que el jugador se perdió la definición por Copa Libertadores ante Independiente del Valle. Clave para retener al “Apache”, no en el rendimiento del equipo. Las lesiones lo marginaron de algunos encuentros. La realidad es que está recuperado de la contractura en el isquiotibial derecho, que lo dejó afuera de los dos últimos enfrentamientos, y el entrenador podrá contar con su participación.

Juan Insaurralde es el más veterano de los del fondo. Su rendimiento no es el mismo al de la era Falcioni. Determinante en algunas ocasiones, a favor como en contra. Viene de realizar dos buenas actuaciones en los clásicos y cuenta con rodaje.

Frank Fabra llegó para adueñarse de su posición con una gran presentación. Las convocatorias a Colombia y su poca labor defensiva pusieron en duda al DT. Aunque es ineludible su participación en el ataque. Punzante en cada llegada al fondo, hasta convirtiendo en alguna oportunidad, el colombiano corre con ventaja.

A diferencia de Jonathan Silva que si bien tuvo varias oportunidades, no supo aprovecharlas al 100%. Cuando parecía que le había ganado la pulseada a Fabra, bajó su rendimiento en partidos trascendentales, principalmente ante Rosario Central. El ex Estudiantes posee una gran técnica para pegarle a la pelota y cumple con su tarea defensiva. Resta ratificar su productividad en el equipo.

En vísperas de un nuevo Superclásico, Guillermo no confirmó el equipo que irá a enfrentar a River en el gallinero. La incorporación de Tobio, en lugar de Insaurralde es la gran duda del entrenador. Pero el anhelo, es hallar un sostén defensivo capaz de mantenerse no solo en el clásico, si no también en el tiempo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.