Clasiquero

El Xeneize se repuso de dos golpes en el cierre del primer tiempo y terminó logrando una gran victoria por 4 a 2 gracias a un Tevez determinante. El equipo de Guillermo cerró la seguidilla de clásicos con un andar perfecto: 9 de 9.

La tarde comenzó iluminada para Boca, con un mano a mano de Pavón a los pocos minutos del partido que contuvo bien Batalla y varias situaciones de juego que dejaban en evidencia un desconcierto en el mediocampo de River para controlar la ofensiva xeneize, sobretodo en la zona de Ponzio. A los 13 minutos el equipo de los Barros Schelotto encontró la ventaja gracias a una gran jugada de Tevez en la conducción, una buena asistencia para Bou, un mejor control del delantero y una certera definición cruzada para poner el 1 a 0.

Cuando parecía que la ventaja confirmaba el buen momento de Boca, de a poco la intensidad de los mediocampistas para presionar a los generadores de juego de River comenzó a mermar: D’alessandro empezó a encontrar libertades y el local sacó provecho. A la media hora de partido, el ‘10’ riverplatense metió un centro, Peruzzi que estaba solo despejó para el medio y le quedó un penal de aire a Driussi que la terminó clavando contra un palo dejando sin respuesta a Werner. El Xeneize quedó aturdido y el local envalentonado consiguió el segundo gol con un cabezazo de Alario.

El entretiempo no aclaró las cosas para Boca, el comienzo de la segunda mitad del partido fue favorable a River que tuvo el tercero en un cabezazo de Alario y en un mano a mano de Pity Martínez que tapó bien Werner. Pasado el primer cuarto de hora de la etapa complementaria Gallardo movió el banco, puso a Ivan Rossi por D’Alessandro, en una especie de homenaje demasiado temprano en el juego y para controlar a un Tevez que iba creciendo de a poco. Minutos después, el mismo Carlitos capitalizó una mala salida de Batalla, puso el 2 a 2 con el arco vacío y ante el cierre de Maidana y Mina.

La movida le salió tan mal a Gallardo que River perdió todo el protagonismo y a 10 minutos del final Boca encontró la alegría: Centurión gambeteó a Rossi y Mina, jugó con Pavón y este la abrió para Tevez, Carlos le pegó de primera y la puso al ángulo como solo los elegidos pueden. Con el 3–2 a favor tocó sufrir, el equipo local terminó con Mina de ‘9’ y presionando sobre el área de Werner para encontrar el empate pero fue Boca el que encontró el gol sobre el cierre: Centurión aprovechó una peinada de Rossi, Batalla quedó a mitad de camino y el ex Racing la terminó metiendo de cabeza para el 4 a 2 final.

Boca vivió una tarde con varios vaivenes emocionales pero que terminó con la mayor alegría. El Xeneize por momentos estuvo para recibir algún gol más pero tiene un crack que usa la 10, que se llama Tevez, que jugó este clásico de una forma especial y se despachó con dos goles para darle una alegría al pueblo de Boca. El equipo de Guillermo Barros Schelotto cerró la seguidilla de clásicos con 9 de 9, con victorias contundentes y goleadas, con el ánimo por las nubes y la ilusión intacta para pelear el campeonato.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.