Un cierre a todo gol

Boca cerró el año con una goleada en la Bombonera, fue 4 a 1 en una noche especial para Tevez que se anotó en el marcador y se retiró entre lágrimas en medio de los rumores de su salida al fútbol chino.

Otra goleada más en el bolsillo para el equipo de los Barros Schelotto que cierra el año puntero, sumando los últimos 12 puntos jugados y con un gran crecimiento desde los futbolístico. Tal vez este sea el partido que mejor ilustra el poderío de gol de Boca, el equipo no tuvo una buena primera mitad pero aún así generó varias situaciones de peligro y llegó a convertir dos goles. Con la ventaja y el crecimiento de Fernando Gago en la segunda parte, el Xeneize confirmó la goleada y se floreó ante un débil rival que igualmente forzó a un par de atajadas de Werner.

Boca es demoledor y lo deja en claro partido a partido. Sin tener un buen arranque, incluso Colón le manejó la pelota en los primeros instantes, tardó 9 minutos en romper el cero: 15 pases, la tocaron todos, fue de izquierda a derecha, Tevez recibió junto a la línea del fondo, amagó dos veces y metió un centro que Centurión empujó a la red después de anticipar a todo Colón. Pero la primera parte no fue buena y los santafesinos tardaron diez minutos en empatar el marcador en una jugada aislada, con un cabezazo de Leguizamón ante una floja marca de Vergini y Peruzzi.

En la tarde noche especial de Tevez, Carlitos se anotó en el marcador y fue para darle la ventaja a Boca después del empate de Colón. El último hombre sabalero quiso despejar, la pelota le rebotó a Pavón y le quedó mansa a Tevez y con el arco libre, ante una salida de Broun para ofrecerse como opción de pase, El Apache definió suave, sin arquero, y marcó el 2 a 1 Xeneize. A partir de entonces el equipo de los Barros Schelotto creció, pudo aumentar la ventaja con situaciones claras de Fabra y Bou pero siempre respondió bien Broun.

Boca salió al segundo tiempo decidido a liquidar el encuentro y lo hizo. Tardó un cuarto de hora en encontrar el gol de la tranquilidad, que llegó a la salida de un córner, después de un rebote en un defensa de Colón, le quedó la pelota servida a Centurión que amagó para sacarse a un hombre de encima definió arriba de forma violenta para anotar el 3 a 1 y su segundo gol en la tarde. El Xeneize fue amo y señor de la parte complementaria, manejó la pelota y a 12 del final con un zapatazo tremendo de Pavón desde afuera del área decretó el 4 a 1 final. 

Lo que quedó de partido sólo sirvió para las salidas con ovación para Fernando Gago, clave en la remontada final de Boca, y por supuesto para Carlos Tevez, quien se fue visiblemente emocionado ante la muestra de cariño de la gente en medio de los rumores de su partida a China. También hubo minutos para un par de atajadas de Axel Werner para cerrar con confianza su primer partido oficial como arquero Xeneize en la Bombonera.

El equipo de los Barros Schelotto cerró de gran forma el año: ganó 12 de los últimos 12 puntos en juego, metió 14 goles en cuatro partido, terminó puntero con tres puntos de ventaja por sobre sus más inmediatos perseguidores y disfrutando de su mejor nivel de juego. La única duda pasa por el futuro de Carlos Tevez, el hincha dejó en claro su deseo, ahora deberá tomar la decisión el propio Carlitos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

¿Candidato yo?

Boca quiere demostrar que es el gran aspirante al título como sostienen en la vereda de enfrente: ante Atlético Rafaela, Zuqui ingresará en lugar de Solís para favorecer la lucha en el medio. A dejar atrás el partido con Patronato…

Tres para uno

Zuqui, Solís y Junior Benítez compiten por el puesto que dejó vacante la lesión de Centurión. ¿Qué aporta cada uno? ¿Por quién se decidirá Guillermo?

Cambio de ritmo

Lento y predecible, Boca dejó ver su peor cara en ataque ante Patronato sin Centurión. ¿Qué alternativas tienen Guillermo y el equipo para recuperar la chispa en la ofensiva?