Goles en todas partes

Boca finalizó el año como el equipo que más goles convirtió en todo el certamen y con cuatro jugadores entre los máximos anotadores. El equipo de los Barros Schelotto es una verdadera máquina de convertir.

El conjunto Xeneize está diseñado para marcar goles. Su ambiciosa idea y su audaz estilo así lo indican: Boca pone muchos hombres en campo adversario y genera superioridad desde las situaciones claras por partido que acumula. Las frías estadísticas reflejan esta capacidad para llegar al gol, Boca es el equipo que más goles anotó en la competencia con 35, ocho más que San Lorenzo y doce más que Estudiantes; todo esto en el marco de un campeonato que lleva 14 fechas disputadas.

El equipo de los Barros Schelotto convierte en promedio 2,5 goles por partido, en gran parte gracias a las goleadas que consiguió en la Bombonera pero también por los resultados que logró de visitante. Boca marcó más de un tercio del total de los goles convertidos afuera de casa, salvo con Lanús en la primer fecha, con un equipo en formación y después de un parate de varios meses, el xeneize anotó en todos los partidos que jugó afuera de la Bombonera. Solamente San Lorenzo con 14 marcó más goles como visitante que Boca.

Los goles en el equipo están bien distribuidos, Guillermo no pudo contar con Dario Benedetto en un par de tramos del torneo pero igual El Pipa finalizó como el goleador Xeneize con 7, a tres del por ahora el máximo anotador del certamen Sebastián Driussi. Cuando no estuvo el nueve titular, Gustavo Bou reemplazo con goles en partidos importantes: convirtió 4 en la seguidilla de clásicos. El ex Gimnasia acumula 6 goles en el certamen al igual que Pavón y juntos integran el top-ten de goleadores en el Torneo de 30 equipos. Tevez y Centurión anotaron 5 cada uno.

Boca cerró el año en franca levantada, con tres muestras de carácter en clásicos, una clara mejora en el juego y con los últimos 12 puntos disputados en el bolsillo que lo catapultaron al liderato del torneo local. Una de las grandes certezas que tiene la dupla de Guillermo y Gustavo para el primer semestre del año entrante es que el equipo convierte con facilidad, sea en la Bombonera o fuera de casa, ante rivales de más o menos peso, con o sin efectividad, siempre genera y llega al gol.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.