Derrota veraniega

En el último partido en Mar del Plata, el Xeneize sufrió una derrota por 2 a 0 contra su clásico rival. En un típico amistoso de verano, Boca terminó con dos menos, mientras que River sufrió una expulsión, todo en la misma jugada.

En un encuentro con un marco multitudinario, como suele suceder cada vez que Boca y River se citan en La Feliz, el equipo de los Barros Schelotto y el dirigido por Marcelo Gallardo jugaron un partido típico de pretemporada: con poco juego y mucha fricción. El gran protagonista de la primera parte fue el árbitro Pittana que tuvo que cortar a cada instante el trámite por faltas, se guardó varias tarjetas amarillas, mostró un par y terminó echando a Guillermo Barros Schelotto. De fútbol poco, algún desborde de Centurión o Pavón, siempre por banda derecha, que ni Benedetto ni Fabra pudieron concretar y un atajadón de Werner a un cabezazo de Mora.

El punta máximo del protagonismo de Pittana se vio antes de que arranque el segundo tiempo cuando echó a Gustavo Barros Schelotto y Marcelo Gallardo por demorarse más de la cuenta en el entretiempo. Las quejas de ambos DTs hicieron que se demorará todavía más el arranque de la etapa complementaria.

Volviendo al fútbol, cuando el encuentro seguía en la misma sintonía del primero, una mala salida de Boca por el lateral derecho terminó en una jugada de peligro donde Insaurralde cometió un penal con la mano. Driussi cambió por gol a pesar de que Werner adivinó la punta y terminó tocando la pelota. Sin tiempo para asimilar el golpe, desde un tiro de esquina River dejó nocaut a Boca con un gol de cabeza de Mina. En seis minutos, el equipo de Gallardo liquidó el amistoso.

El encuentro tuvo su momento de hecatombe, como se veía venir desde los primeros minutos, en los minutos finales: un encontronazo en el costado izquierdo de la defensa de Boca entre Insaurralde y Arzura terminó en un cúmulo de manotazos y con Dario Benedetto, Juan Insaurralde y Sebastian Driussi expulsados. Con el partido desnaturalizado, River terminó cerrando la victoria sin mayores problemas.

En un clásico de verano, típico de los Boca – River estivales de pierna fuerta y poco fútbol, Boca sumó una derrota con River después de disputar un flojo encuentro. El equipo de Gallardo justificó la victoria en la segunda parte donde además de convertir, exigió a Werner en un par de oportunidades, mientras que los dirigidos por los Barros Schelotto no llegaron nunca al arco de Batalla.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

“Boca está vivo y va a dar pelea”

Boca logró un gran triunfo como local ante San Lorenzo que le permite soñar con una remontada en la lucha por la permanencia en la Liga Nacional de Básquet. Cristian Amicucci, goleador del partido, pasó por Muy Boca Radio y habló al respecto.

Golear para defender

Mientras preocupa el área propia, en MuyBoca también analizamos el área rival: Boca ha perdido contundencia en lo que va del verano, un valor indispensable para sufrir menos en la retaguardia.

Una derrota inoportuna

El Xeneize sufrió una dura derrota en el amistoso disputado en Mar del Plata ante Aldosivi, fue 3 a 1 con varias dudas defensivas. El dato positivo: Junior Benítez debutó con un gol.