Un arco joven

Werner y Rossi se disputarán los tres palos de Boca este semestre. ¿Es la apuesta por los jóvenes correcta a la hora de reforzar este puesto clave?

La última gran contratación para el arco de Boca fue Agustín Orion: más allá de que su estilo guste o no, el ex Estudiantes y San Lorenzo llegó con 30 años y experiencia, y duró cinco años en el arco xeneize como titular inamovible. Más atrás en el tiempo, vale recordar las contrataciones de Óscar Córdoba, con 28 años; Roberto Abbondanzieri, que llegó con 26 pero pasó a ser titular ya a los 30; y Mauricio Caranta, que arribó al club con 28 y fue figura en la Libertadores 2007. Incluso casos fallidos también tienen en común el factor edad: Cristian Lucchetti vino al club con 32 y Aldo Bobadilla con 30.

Tras la partida de Orion, Boca parece haber cambiado el target: Axel Werner llegó a préstamo para ser suplente de Guillermo Sara con 20 años. Ahora, por la lesión del ex Betis, el elegido fue Agustín Rossi, ex Defensa y Justicia, con 21 años. Esta política de contratación va de la mano con la misma postura que ha tomado Boca para reforzar otros puestos: jugadores jóvenes con poder de reventa. Jonathan Calleri, Cristian Pavón, Lisandro Magallán, Nazareno Solís…

La gran duda es si es el arco el lugar para apostar a una venta. Werner ha demostrado tener grandes reflejos y ser un buen atajador en los partidos en los que le tocó, aunque también evidenció falta de seguridad para la parte del juego que más experiencia requiere, como las salidas a cortar centros o con los pies. ¿Será competencia Rossi? El futuro, para estos dos pibes, ya llegó.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Vamos, vamos, los pibes

Con la llegada de la nueva CD parece que se ha abierto una puerta para que los chicos de inferiores tengan más participación en Primera. ¿A qué se debe?

Obligado a ganar

Boca, fuera de los clasificados en la Copa de la Liga, recibe a Atlético Tucumán y necesita un triunfo para arrancar con más espalda su camino por la Libertadores.

Escasez de variantes

Boca cayó en Santa Fe ante Unión con muy poca reacción en el segundo tiempo. El equipo no supo cómo torcer la historia y evidenció la falta de alternativas.