La lupa en los centrales

Boca no traerá más zagueros: ¿qué ve Guillermo para confiar en lo que ya tiene? ¿Hacía falta reforzarse en esa zona? Ponemos el análisis en la defensa.

Más allá de las idas y vueltas por Walter Montoya y de los intentos fallidos por Mariano Andújar, el mercado de pases para Boca pasó más tranquilo que lo habitual. El Xeneize cerró a Agustín Rossi y a Junior Benítez, que ya fueron presentados por Daniel Angelici, y parece haber bajado la persiana a la hora de los movimientos en el plantel. Así, ningún nuevo defensor central vestirá la camiseta azul y oro, un planteo que suele hacerse desde el periodismo y desde el hincha. ¿Qué ve Guillermo Barros Schelotto para prescindir de la posibilidad de contratar otro zaguero?

Lo primero que tiene en cuenta el Mellizo es la competencia que tiene en el puesto. Más allá de los gustos personales, hoy el DT tiene cuatro centrales que relativamente están al mismo nivel: Fernando Tobio, Santiago Vergini, Juan Manuel Insaurralde y Lisandro Magallán. Más atrás aparece el pibe Gonzalo Goñi, una apuesta del club. Desde la cantidad, el puesto aparentemente está cubierto y con una sana pelea.

Yendo a un análisis más global del equipo, Guillermo toma riesgos, y uno de ellos es dejar expuestos a los centrales. Boca genera muchas chances en ofensiva, pero al adelantar las líneas suele sufrir huecos atrás. La contundencia en la delantera será un aspecto que, si mejora, contribuirá a un pasar más tranquilo de la retaguardia.

Teniendo en cuenta este último punto, ¿Boca no debería tener centrales con características más adecuadas al estilo Schelotto? Ninguno de los cuatro zagueros tienen como virtud la rapidez o el buen manejo de pelota, dos cualidades que serían favorables para el esquema ofensivo de Boca. “A nivel local, no hay centrales mejores que los nuestros”, sostuvo Guillermo; en otras palabras, el club no está dispuesto por ahora a gastar fuerte en un defensor de jerarquía, a sabiendas de que no hay competencia internacional en el horizonte cercano.

Boca y Guillermo apostarán por los centrales que hay, a partir de una visión ofensiva y un bolsillo que trata de ser austero tras mercados de pases con bastante inversión. El campeonato local es un premio interesante para coronar la apuesta.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Primeros pasos

Boca jugó su primer amistoso del año y fue derrota por 3 a 2 ante Godoy Cruz en Mendoza. Sebastián Pérez fue uno de los puntos destacado del equipo de Guillermo, mientras que Gonzalo Maroni y Walter Bou anotaron los goles.

El Tevez futbolista

Más allá de los debates sobre su vuelta, lo fundamental acerca de Carlitos es su rol adentro de la cancha: ¿cómo se acoplará a un equipo que, sin él, fue campeón y desfiló en todo 2017?

Administrar en la abundancia

El Boca modelo 2018 ya toma forma: aunque todavía faltan un par de refuerzos para terminar de cerrar la plantilla, Guillermo tendrá la responsabilidad de armar un once ideal con cantidad de variantes de primer nivel.