Una derrota inoportuna

El Xeneize sufrió una dura derrota en el amistoso disputado en Mar del Plata ante Aldosivi, fue 3 a 1 con varias dudas defensivas. El dato positivo: Junior Benítez debutó con un gol.

En un marco ideal a esta altura de febrero estaríamos esperando el segundo partido oficial del año. pero la realidad del fútbol argentino hace que tengamos que conformarnos con amistosos mientras los dirigentes acumulan horas de reuniones sin generar una solución. Si bien el partido se disputó con las ganas y el marco de un partido por los puntos, el análisis tiene que ser acorde a lo que es: un amistoso. Aún así el 1-3 molesta y genera un clima inesperado y poco oportuno.

El partido no había terminado de armarse cuando El Tiburón pegó el primer golpe, mientras Boca intentaba hacerse dueño del partido desde la posesión y lo único trascendente había sido un golpe en el tobillo izquierdo de Pablo Pérez, Llama sacó un pelotazo de atrás de mitad de cancha que picó alto en el área xeneize y, en complicidad con una salida horrible Werner, terminó superando al arquero para convertirse en el primer grito de gol de la tarde. Error inoportuno del arquero en medio de un mercado de pases donde Guillermo reforzó la posición con Agustín Rossi.

Después del sacudón, Boca siguió con la intención de ser protagonista del partido desde la posesión de la pelota, con Fernando Gago y Pablo Pérez como ejes y alguna que otra buena irrupción ofensiva de Wilmar Barrios. Al equipo de Guillermo le faltó profundidad por las bandas, una característica esencial en el estilo Barros Schelotto: los laterales no llegaron al fondo con precisión, Zuqui no es extremo y Pavón por la banda izquierda no tiene el mismo peso. El Xeneize no generó situaciones claras y se fue 0-1 al descanso.

Al igual que en el primer tiempo, todavía no se había terminado de acomodar el equipo que antes de los cinco minutos recibió el segundo gol: Galván cabeceó en soledad un corner ejecutado desde la esquina derecha y puso el 2 a 0 para el local ante la floja resistencia xeneize. Boca se desarmó totalmente con el partido cuesta arriba, la última línea achicó mal y gracias a la velocidad de Bandiera, Aldosivi encontró el 3-0 en los pies de Castro en una jugada donde quedó expuesto la desconcentración defensiva y el mal retroceso del equipo.

Los minutos restantes, que fueron muchos, sirvieron para ver en acción a Junior Benítez. El único refuerzo de campo para el 2017 tuvo su debut en Boca y fue con gol: en una jugada enmarañada, el ex Lanús recibió de espaldas, orientó con el control y sacó un derechazo cruzado para poner el 1-3. Al margen de la conquista, Benítez tuvo un buen rendimiento: desequilibró en el mano a mano y consiguió varios tiros de esquina a favor. Tal vez el buen ingreso de la cara nueva más importante de Boca en este mercado de pases haya sido el punto positivo de este amistoso.

La derrota 3-1 es inoportuna por donde se la mire: desde el resultado holgado, desde el rendimiento defensivo y hasta desde el error de Axel Werner en el primer gol. El equipo le dio a Guillermo tiene varios motivos para preocuparse y trabajar para corregir de cara a los partidos oficiales, además el entrenador tendrá que lidiar con otra semana donde el foco estará centrado en el tercer refuerzo que puede llegar.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Imparable

Ni las bajas claves, ni una cancha complicada pueden con el Boca de Guillermo. Con goles de Pavón y Benedetto, el Xeneize ganó 2 a 0 a Patronato como visitante y continúa con su arranque perfecto: sacó 18 puntos sobre 18.

¡Dale bo!

Luego del parate por Eliminatorias y la fatidica lesión de Gago, Boca visitará a Patronato buscando prolongar su invicto. Nández reemplazará a Pintita y habrá dos variantes más.

Boca es Mundial

El Xeneize contó con la participación de varios jugadores en las distintas selecciones de Sudamerica que clasificaron al Mundial de Rusia 2018. Una muestra de la jerarquía que cuenta Boca en su plantel.