Goles que suman

Boca jugó dos amistosos a puertas cerradas contra Tigre, pero MuyBoca te los cuenta: fue 1-1 y 2-0. La mejor noticia, los gritos de Junior Benítez y Walter Bou.

Tras una semana de puro contenido extra futbolístico en los medios, con innecesaria exposición por parte de los jugadores y una ya habitual exageración de los medios de comunicación, Guillermo Barros Schelotto cerró las puertas pero siguió probando. En la Bombonera, el Xeneize tuvo dos amistosos ante Tigre: el primero fue 1-1 y el segundo, 2-0.

El primer encuentro tuvo alineados a la mayoría de los titulares. Axel Werner, después de su error con Aldosivi, se recompuso y hasta evitó un gol del rival. Los centrales, Tobio y Vergini, no tuvieron demasiado trabajo, mientras que Gago (salió por una patada, nada grave) y Sebastián Pérez se juntaron bien por momentos en el mediocampo. Benedetto, arriba, jugó bien en tres cuartos de cancha, pero le faltó peso en el área; ahí apareció Junior Benítez para convertir el tanto xeneize.

En el segundo encuentro sí hubo victoria. Walter Bou sigue demostrando que lo suyo no es una racha: muchísima voluntad, un gol y dos tiros en los palos. Rossi atajó para este equipo, con poca participación, y Wilmar Barrios fue la carta defensiva. Buenos minutos del pibe Gonzalo Maroni, mientras que Luna Diale también se mostró y logró convertir un tanto.

Formaciones iniciales:

Primer equipo: Werner; Peruzzi, Tobio, Vergini, Fabra; S. Pérez, Gago, Centurión; Pavón, Benedetto, Jr. Benítez.

Segundo equipo: Rossi; Jara, Magallán, Heredia, Thiago Grandis; Maroni, Barrios, Zuqui; Luna Diale, Bou y Solís.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Empuje a lo Boca

El Xeneize se lo dio vuelta a Atlético Tucumán al final y desató la fiesta en la Bombonera. Sobró posesión y faltó profundidad, pero los goles de Langoni devolvieron al equipo a la pelea.

Grito de desahogo

Boca ganó como más se disfruta: 1-0 en la última en Florencio Varela. Queda mucho por mejorar, pero la victoria tranquiliza. Próximo rival: el puntero, Atlético Tucumán.

Rumbo torcido

Boca no pasó del 0-0 ante Rosario Central y profundizó el desconcierto en su presente. Sin una columna vertebral sólida, al Xeneize nuevamente lo salvó Rossi y generó poco en ataque.