Una cita con la historia

Boca presentó a Carlos Delfino, su refuerzo estrella para lo que resta de la temporada regular de la Liga Nacional. El Lancha tiene un desafío grande por delante: ayudar al Xeneize a mantener la categoría.

Boca dio un golpe sobre la mesa de la Liga Nacional con la contratación de Carlos Delfino. El Xeneize peleará por la permanencia en un mano a mano con Hispano Americano hasta los últimos partidos de la temporada y para salir airoso se reforzó con uno de los integrantes de la Generación Dorada. El Lancha llega a un histórico del básquet argentino con un currículum que incluye ocho temporadas y más de 500 partidos en la NBA, además de una medalla dorada y varias batallas librada con la selección Argentina. ¿Que lo motivó a vestirse de azul y amarillo? ¿Que puede aportar para mantener la plaza en la primera división?

Sin ser el mejor Delfino, su incorporación es un salto de calidad. Aún teniendo en cuenta que una sucesión de lesiones lo sacó de las canchas por un largo tiempo y le impidió jugar con regularidad en los últimos cuatro años, el Lancha es un jugador de otra clase que, si está sano, una vez que agarre ritmo va a marcar la diferencia. La duda pasa por si los 18 partidos que le restan a Boca le van a alcanzar al ex Detroit Pistons y Toronto Raptors, entre otros en la NBA, para lograr regularidad y aportar a la lucha por la permanencia que tiene el equipo dirigido por Ronaldo Córdoba.


En el ideal, Delfino a sus 34 años va a aportar jerarquía individual, buen tiro externo, dedicación defensiva, algo que no sobra en Boca donde la mayoría de sus perimetrales son jugadores irregulares. El integrante de la selección que ganó la medalla de Oro en Atenas 2004 tiene mucho para dar pero también una expectativa enorme generada por su glorioso pasado. Un hermoso desafío. «Mi hermano conoce el juego de memoria, le puede aportar mucho a Boca», comentó Lucio Delfino en Muy Boca Radio, el hermano menor de Carlos que también está contratado por el Xeneize pero se recupera de una lesión.

La pregunta que se hacen todos en del mundo del básquet es ¿por qué a Boca? El propio Carlos lo explicó un poco en su presentación en la tarde de lunes: la posibilidad de compartir equipo junto a su hermano y la presencia de un amigo como Nicolás Gianella fueron fundamentales para su arribo. «Mi hermano me preguntó cómo estaba yo en Boca y le gustó lo que escuchó de mí», comentó Lucio que luego destacó el trabajo del cuerpo médico Xeneize a quien también hizo referencia Lancha en su presentación, específicamente a José Ossemani, kinesiologo del club.

El Lancha llega a Boca para revolucionar la Liga Nacional. Los partidos televisados del Xeneize serán cada vez más y cada cancha donde se presente estará repleta para ver en acción al ex NBA. De hecho el club Ferro decidió vender entradas para los visitantes ante la posibilidad de que el Hector Etchart sea el estadio donde Delfino realice su debut a pesar de que el propio Lucio comentó en Muy Boca Radio que «lo van a llevar de a poco» y que vía poco probable que juegue en Caballito perfilando su debut para el día jueves en la Bombonerita.

Delfino volverá a jugar con regularidad después de cuatro años, al margen de su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Una buena prueba para demostrar que a los 34 años, dejando atrás un calvario de lesiones, todavía está apto para competir con un desafió enorme por delante como es el de ayudar a uno de los equipos más grandes de la historia de la Liga Nacional a mantener la categoría. Carlos Delfino tiene una cita con su historia y con la de Boca en su regreso a aquella competición que dejó cuando apenas tenía 18 años.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Son todos de Boca: Lamas, Magnano y Hernández

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos animamos a cambiar de deporte: los mejores DT del básquet también pasaron por nuestra institución.

La Copa no es un trámite

Boca, con rotación y cansancio, cayó en Guayaquil por 1-0 ante Barcelona. La diferencia de gol y la victoria en La Paz pueden ser fundamentales para definir la clasificación.

Cada vez más rodaje

Boca le ganó a Lanús 1-0, llegó a su quinta victoria consecutiva y sigue sumando minutos para sus pibes. El equipo de Russo logró la clasificación a cuartos de la Copa de la Liga.