Defensas bajas

Boca cayó en la Bombonera después de más de un año invicto, Talleres aprovechó las distracciones de la última línea y se llevó los tres puntos al imponerse por 2 a 1. Junior Benítez anotó su primer gol oficial con la azul y amarilla.

Boca salió a la cancha con la motivación extra de saber que San Lorenzo, su principal seguidor en la tabla de posiciones, acababa de perder en en Mendoza pero Talleres no la hizo nada fácil. Los primeros 20 minutos de la ‘T’ fueron muy buenos: presión alta para obligar a dividir la pelota y buena posesión de la pelota, a la visita sólo le faltó profundidad para hacer más efectivo el buen planteo de Kudelka, aún así exigieron a Agustín Rossi con un remate desde afuera del área del chico Reynoso que el arquero terminó despejando por encima del travesaño.

Desde la banda derecha, con el tándem Pavón-Peruzzi, el Xeneize empezó a desarmar el planteo de Talleres: Boca se cansó de generar situaciones de área que no pudieron concretarse con efectividad. Para afianzar el momento de dominio cayó el primer gol de la tarde: Pablo Pérez pateó un corner desde la izquierda, Benedetto peinó en el primer palo y Junior Benitez definió en el área chica para poner el 1-0. Primer gol oficial para uno de los refuerzos del verano. Cuando parecía que el primer tiempo terminaba tranquilo para los locales, la ‘T’ sorprendió a Boca, Ramis aprovechó el desconcierto de los centrales y marcó el empate ante la salida de Rossi. 

El segundo tiempo arrancó como si no hubieran pasado los 15 minutos del descanso, en los primeros instantes Talleres causó problemas en el fondo Xeneize, ayudado por la parsimonia de los centrales. De a poco el equipo de Guillermo volvió a hacerse dueño y con el ingreso de Bou, por la lesión de Junior Benítez, tuvo una situación clarísima que el propio ex Gimnasia remató en el área y la pelota se estrelló contra el palo. También hay que remarcar que el árbitro Penel no cobró un penal a Boca por una mano muy visible de Juan Cruz Komar ante un tiro de Vergini a la salida de un corner.

Cuando el Xeneize dominaba cada vez más el partido y Talleres se refugiaba cada vez más cerca de su arquero, Boca pagó caro una dormida de Peruzzi ante Palacios en la esquina derecha de la defensa: el lateral cubrió la pelota para que salga de la cancha pero el ‘Tucu’ se la robó, desbordó contra la línea final y entró al área con una defensa totalemente desacomodada, tiró el centro atrás para Rescaldani y después de algunos rebotes, Reynoso definió de primera en soledad para poner el 2-1 a menos de diez minutos del final. Un golpe del cual Boca no pudo reponerse más.

El equipo de Kudelka aprovechó las distracciones de Boca, golpeó en los momentos justos, al final de cada tiempo, y se llevó un triunfo de mucho valor teniendo en cuenta que los de Guillermo llevaban más de un año sin perder como local y que Talleres no había ganado en la Bombonera en varias décadas. El Xeneize sufrió la baja de Centurion, un hombre desequilibrante en el mano a mano, y la falta de variantes ofensivas en el banco para ir a buscar el gol en los últimos minutos. Boca dejó pasar una buena chance de estirar la diferencia con sus seguidores y seguir afianzando su juego en su curva ascendente.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

¿Candidato yo?

Boca quiere demostrar que es el gran aspirante al título como sostienen en la vereda de enfrente: ante Atlético Rafaela, Zuqui ingresará en lugar de Solís para favorecer la lucha en el medio. A dejar atrás el partido con Patronato…

Tres para uno

Zuqui, Solís y Junior Benítez compiten por el puesto que dejó vacante la lesión de Centurión. ¿Qué aporta cada uno? ¿Por quién se decidirá Guillermo?

Cambio de ritmo

Lento y predecible, Boca dejó ver su peor cara en ataque ante Patronato sin Centurión. ¿Qué alternativas tienen Guillermo y el equipo para recuperar la chispa en la ofensiva?