Rueda de auxilio

Barrios ingresará al equipo después de la fea lesión de Seba Pérez. Guillermo sigue sin poder repetir equipo y deberá ver cómo mantener la idea.

Guillermo Barros Schelotto pasó varias ya en su ciclo por Boca: victorias épicas, clásicos festejados, derrotas sufridas y caídas ante equipos menores. Pero lo que nunca le ocurrió fue poder repetir un once inicial dos partidos seguidos. Ahora, a la lesión de Fernando Gago se le suma la durísima rotura de ligamentos de Sebastián Pérez; Wilmar Barrios deberá ver acción, y el DT nuevamente tendrá que modificar el mediocampo, una zona neurálgica para el equipo.

Seba Pérez no había podido demostrar su categoría en los minutos que le dio Guillermo. Ahora, una grave lesión vuelve a entorpecer sus sueños en Boca, pero la desgracia le abre la puerta a su compatriota. Barrios, eso sí, posee características diferentes y cambiará la dinámica del mediocampo: no tiene el primer pase ni de Gago ni de Pérez, pero aporta mucho más despliegue.

Sin la claridad del primer toque, Guillermo deberá pensar cómo generar fútbol desde el arranque. Bentancur y Pablo Pérez deberán comprometerse más con el primer trayecto del juego; ¿se animará el DT a dejar a uno de ellos dos en el centro y correr a Barrios y su recorrido a un costado? El colombiano puede sumar agresividad en los tramos finales, algo que faltó contra Defensa y Justicia.

Sin once ideal posible, Guillermo vuelve a meter mano. El cambio, obligado, cambia la fisonomía del equipo. Lo que no deberá modificarse es la ideal posición de Boca en la tabla de posiciones. Que el cambio de intérpretes no afecte a la orquesta.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Cristian Pavón, el renacido

Russo se la jugó con Pavón como titular en el primer partido como local en la Libertadores y el cordobés no defraudó: fue una de las piezas claves en el triunfo Xeneize. De él hablamos en un nuevo podcast de #PlanetaMuyBoca.

Quizá leamos algún elogio…

Boca derrotó 2-0 a Santos y llegó a su cuarto triunfo consecutivo, con una formación de pibes de Inferiores y jugadores jóvenes. Es un equipo en crecimiento.

A vos te conozco

Boca recibe a Santos, su verdugo en la última edición de la Libertadores pero con un presente distinto: llega golpeado por las ventas, los malos resultados y la salida de Holan un día antes del partido.