¿Candidato yo?

Boca quiere demostrar que es el gran aspirante al título como sostienen en la vereda de enfrente: ante Atlético Rafaela, Zuqui ingresará en lugar de Solís para favorecer la lucha en el medio. A dejar atrás el partido con Patronato…

El empate de Patronato sobre la hora fue un baldazo de agua fría que dolió, en primer lugar, desde el aspecto numérico. Con el triunfo Boca cosechaba una diferencia sustancial, de siete unidades, que rara vez se da en el torneo doméstico. Dichos margenes son más comunes en Europa donde las distancias entre grandes y chicos son absurdas. Acá en Argentina, como se suele decir, cualquiera le puede ganar a cualquiera. Y qué bien que así sea. Aunque nos hubiese gustado escaparnos en soledad en la punta, también es verdad que cuando se sufre, después se disfruta más. Probablemente debamos postergar un poco la ansiedad, expresado en palabras de Guillermo Barros Schelotto, que fue claro sobre el desenlace del campeonato. «No se va a definir antes. Hoy tenemos una ventaja, pero se puede acortar», sostuvo. El tiempo le dio la derecha: 24 horas después, Newell’s venció a Aldosivi por 3-0 y acortó la brecha a dos unidades.

En segunda instancia, la igualdad en la Bombonera del último domingo fue un golpe anímico. El frágil desempeño como local en este 2017 enciende una luz de alarma. Del equipo que se comió de un bocado a Racing, Colón, Temperley y demás el año pasado, pasamos a uno que a duras penas pudo superar a Defensa y Justicia y que regaló puntos en casa contra Talleres y Patronato. ¿Qué le está pasando al Xeneize? El primer déficit es la salida de Tevez. Sin él, a Boca le cuesta en exceso abrir las defensas rivales más conservadoras. También está padeciendo las ausencias por lesión de Gago, fundamental en la transición a ataque, y Centurión, el hombre más incisivo del plantel en el mano a mano y que además aporta en la cuota goleadora. «Lamentó más su lesión que los dos puntos con Patronato», explicó el Mellizo sobre Ricky.

Ninguno de los dos llegará al encuentro de este domingo ante Atlético Rafaela en Santa Fe. Con el ingreso de Zuqui en lugar de Solís como única variante, es probable que la apuesta de Guillermo sea congestionar un poco el mediocampo con la entrada de un volante más que un extremo. En una cancha de cortas dimensiones, la estrategia parece lógica debido a que la lucha estará en la mitad. Fabra, pese a las especulaciones sobre su presencia, finalmente estará en el 11 inicial. Sus prestaciones en ataque justifican algunas desatenciones en la marca.

Al Xeneize, que acumula una racha de seis victorias consecutivas fuera de casa, no le sientan bien las visitas a la Crema: sólo ganó en 2004 (1-0), igualó en dos oportunidades y cayó en la restante. También es cierto que el rival no atraviesa un buen presente. Marcha último en la tabla de los promedios con un panorama sumamente adverso. Aún así, no existen motivos para confiarse. A nadie le gusta caer sin antes dar pelea.

En semanas en las que los principales medios postulan a River como máximo candidato a hacerle frente a Boca, desde la otra vereda Gallardo se lavó las manos y le escapó a las preguntas sobre las posibilidades de su equipo en el torneo. «Boca es el gran candidato a ser campeón», afirmó. Aunque dudemos de la intención de sus dichos, aceptemos el desafío. No sin antes tocar madera, redoblemos la apuesta: demostremos que razón no le falta.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Cristian Pavón, el renacido

Russo se la jugó con Pavón como titular en el primer partido como local en la Libertadores y el cordobés no defraudó: fue una de las piezas claves en el triunfo Xeneize. De él hablamos en un nuevo podcast de #PlanetaMuyBoca.

Quizá leamos algún elogio…

Boca derrotó 2-0 a Santos y llegó a su cuarto triunfo consecutivo, con una formación de pibes de Inferiores y jugadores jóvenes. Es un equipo en crecimiento.

A vos te conozco

Boca recibe a Santos, su verdugo en la última edición de la Libertadores pero con un presente distinto: llega golpeado por las ventas, los malos resultados y la salida de Holan un día antes del partido.