¿Dónde está parado?

Boca afronta una seguidilla clave después de un 3-0 al colista del torneo. ¿Está preparado? ¿Cómo medir el partido ante Arsenal tras dos empates contra otros rivales flojos?

Las alarmas se habían prendido tras los empates ante Patronato y Atlético Rafaela; ¿deben apagarse luego del 3-0 a Arsenal? Boca volvió al triunfo, goleó, tuvo momentos de buen fútbol y generó de nuevo ilusión con el campeonato. Ahora, se viene Estudiantes en la Plata y dos compromisos también claves de local: River y Newell’s. La pregunta es si el equipo de Guillermo está listo para afrontar esos momentos de incipiente definición.

El principal argumento para tenerse confianza es la vuelta en forma de Fernando Gago: el volante, estandarte de la idea de juego de Guillermo, se dejó ver recuperado y con ritmo en el partido contra Arsenal. Gago cambia los tiempos, aporta verticalidad con sus pases y sorprende con sus movimientos, dándole mucha confianza al resto. Wilmar Barrios, si es que se mantiene en el equipo titular, y Darío Benedetto, que sigue juntando goles, son otros dos que llegan con el ánimo en alza.

Las dudas pasan, como es habitual, por la defensa, aún sin consolidarse. Boca parece todavía depender en exclusiva de su poder de ataque para mantener la pelota lejos de su área y al rival lejos en el marcador: se siente que en cualquier momento la defensa xeneize puede sufrir. ¿Será un problema todavía mayor contra rivales de jerarquía?

La mayoría de los equipos que pelea arriba jugará una especie de seguidilla definitoria, con otros competidores y con sus respectivos clásicos. Boca tiene la suya, y lo encuentra puntero y con el ánimo renovado, aunque todavía con dudas atrás y a la espera de la recuperación de Ricardo Centurión. La vuelta de Gago y el regreso de la efectividad goleadora son los argumentos para soñar.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.