Alternativas

Cuando parecía que Boca se quedaba sin soluciones, apareció el pibe Maroni, Gago volvió de su lesión, Pérez purgó la sanción y Centurión adelantó los tiempos de su regreso. ¿Cómo arma el rompecabezas Guillermo para visitar a Estudiantes?

El ingreso de Gonzalo Maroni, además de haber sido una apuesta audaz de Guillermo Barros Schelotto, fue un mensaje interno para aquellos jugadores que rifaron sus oportunidades. Aunque el entrenador haya tenido la delicadeza de no exponerlos en público con sus declaraciones, las acciones dicen mucho más que las palabras. Junior Benítez, Solís y Zuqui, este último actuando casi siempre en otro puesto, es cierto, son los principales apuntados. Ninguno logró hacer olvidar aunque sea un rato la ausencia de Centurión. No aportaron soluciones en un equipo que las pedía a gritos sin Ricky y sin Gago. Conclusión, no hicieron méritos suficientes para discutir la titularidad. Rápido de reflejos, el Mellizo pateó el tablero con la inclusión del juvenil. Y si el cambio de por si sólo los había expuesto, la actuación del ex Instituto agrandó la lupa que se posaba sobre ellos.

Maroni entró al equipo en lugar de Pablo Pérez, suspendido para el encuentro con Arsenal por acumular cinco amarillas. Con el volante disponible nuevamente, al Mellizo le sobra una pieza para visitar este sábado a Estudiantes. Para el técnico, el ex Newell’s es un jugador fundamental pese al día de furia que tuvo en la práctica de este martes cuando le pegó un patadón a un juvenil y se fue expulsado por Gustavo Barros Schelotto.

En el resto del mediocampo no parece haber huecos: Gago es intocable, Barrios fue una de las figuras del equipo con Arsenal y Bentancur es la debilidad del técnico. El fútbol muchas veces es injusto, es cierto. Lo sabe Walter Bou, artífice de muchos goles importantes en la recta final del 2016, hoy relegado por el enorme presente de Benedetto, máximo anotador del campeonato. Probablemente lo sabrá Maroni, que pese a su fantástica actuación en su debut como titular en Boca, es difícil que esté entre los 11 que salgan a la cancha en La Plata.

Sin embargo, para el pibe no sería ningún retroceso. Lo que parece descender -o mejor dicho bajar- un escalón es todo lo contrario. De no concentrar pasará de mínima al banco de suplentes y será una alternativa concreta. Ojo, todavía no está definido cómo formará el equipo para visitar al Pincha. Si el Mellizo tuvo un as bajo la manga para enfrentar a Arsenal, ¿por qué no podría sorprender otra vez?

¿Qué le ofrece el juvenil a Guillermo ? Tiene características distintas al resto de los volantes: se ubica bien en la posición de enlace, tiene buena pegada y por lo poco que hemos visto aporta en la cuota goleadora, un plus que no ofrecen Gago, Pérez, Barrios y Bentancur. Además, lo mejor de este Boca se ha visto con Tevez en el rol de asistidor, participando como nexo por detrás de los delanteros. Sin llegar a ser un 10 neto, Carlitos cumplía en parte con dicha función. Por cualidades, el ex Instituto es el único apto del plantel para actuar en dicho rol.

Juegue o no ante Estudiantes, Maroni es una variable que hasta hace días no sabíamos que el Mellizo tenía en cuenta. Cuando Boca comenzaba a flaquear en su producción, apareció el juvenil, Gago volvió de su lesión y Centurión -podría ir al banco el sábado- adelantó los tiempos de su recuperación. El timming es ideal. Parece que la tropa estará completa para la seguidilla ante Estudiantes, River y Newell’s, vital para el desenlace del torneo. La disponibilidad de recursos en el fútbol muchas veces es versátil: en sólo una semana el Xeneize pasó de la escasez a la abundancia.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Cristian Pavón, el renacido

Russo se la jugó con Pavón como titular en el primer partido como local en la Libertadores y el cordobés no defraudó: fue una de las piezas claves en el triunfo Xeneize. De él hablamos en un nuevo podcast de #PlanetaMuyBoca.

Quizá leamos algún elogio…

Boca derrotó 2-0 a Santos y llegó a su cuarto triunfo consecutivo, con una formación de pibes de Inferiores y jugadores jóvenes. Es un equipo en crecimiento.

A vos te conozco

Boca recibe a Santos, su verdugo en la última edición de la Libertadores pero con un presente distinto: llega golpeado por las ventas, los malos resultados y la salida de Holan un día antes del partido.