Un punto que sumó

Tras la derrota de Newell’s y el empate de Colón, Boca no sólo sigue puntero: amplió la diferencia tras el 0-0 contra Estudiantes. Se viene el Súper: ¿cómo sigue la historia para el Xeneize?

Las ganas de que el campeonato llegue a su fin con Boca en lo más alto suele provocar una ansiedad que a veces es contraproducente. El caso ejemplificador es el de este fin de semana: tras el empate con Estudiantes en La Plata, sonaron voces de inconformismo; mientras que, por la derrota de Newell’s, finalmente el Xeneize terminó con mayor diferencia en lo más alto, con cuatro de ventaja a los de Rosario.

En Boca se terminará por entender que algunos empates pueden ser valiosos. No es el caso de los puntos que se dejaron en el camino contra Patronato y también Atlético Rafaela, dos partidos contra equipos de flojo presente. Aún a pesar de esos tropiezos, tanto desde el resultado como desde lo futbolístico, ahora el equipo de Guillermo tiene una ventaja para nada despreciable en la zona de definición: River y Newell’s, a siete y cuatro puntos respectivamente -los de Núñez deben un duro partido en Tucumán-, deberán visitar la Bombonera con intenciones de ganar si es que realmente quieren competirle a Boca.

Boca tuvo un partido chivo en La Plata, se defendió bien y no le escapó a la lucha, aunque también queda el sabor de que con más audacia e inteligencia se podría haber ganado. Así y todo, lleva cuatro de ventaja al escolta y va puntero hace diez fechas. En la recta final, además de argumentos futbolísticos, para Boca también será importante un aspecto psicológico que últimamente no abunda: la paciencia.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Choque de opuestos

Boca, el equipo que más goles marcó en el torneo, visitará a Vélez, el único que mantiene su valla invicta. La última vez en Liniers, el conjunto del Mellizo realizó una de sus mejores performances. ¿Repetirá este sábado?

Suma sin restar

Paolo Goltz va creciendo en Boca y contra Godoy Cruz se vio su mejor versión. Pedido por Guillermo, llegó con poco ritmo de fútbol y de a poco se va acomodando.

La ilusión renovada

El básquet Xeneize arranca una nueva temporada en el máximo nivel, con cambio de entrenador, varias caras nuevas y con la obligación de no repetir la mala campaña del año pasado.