Alerta por las bandas

Boca se prepara para recibir a Independiente en un choque clave: la velocidad del Rojo será un punto vital en el juego. Analizamos al rival.

Los momentos de ambos son bien diferentes. Independiente llega a La Boca con la ilusión de quitarle el sueño al equipo de los mellizos Barros Schelotto y, a diferencia del Xeneize, el Rojo viene en alza: venció este miércoles a Alianza Lima y avanzó a la siguiente fase de la copa Sudamericana, y bajo el mandato de Ariel Holan como DT se mantiene invicto. Además, es el equipo que más victorias consiguió fuera de casa. ¿De qué cuidarse este domingo?

Una de las cualidades que tiene el conjunto de Avellaneda es el desequilibrio individual de alguno de sus jugadores. Guillermo deberá neutralizar los ataques del equipo rival bajo una marcación rigurosa contemplando un alto grado de concentración que permita la menor cantidad de errores defensivos, algo de lo que padeció en este último tiempo el equipo xeneize pero que parece haber mermado con el 4-4-2.

Los duelos personales serán, sin dudas, lo que buscará explotar Holan. Aún no se confirmó el equipo titular, pero todo indica que Jonathan Silva tendrá la labor de frenar los avances de Emiliano Rigoni, el goleador que tiene Independiente. En el lateral derecho, tras haberse confirmado la utilización del artículo 225, Gino Peruzzi parece encaminado a reprimir la gambeta de Ezequiel Barco, la joven esperanza de Avellaneda. Las bandas son las zonas preferidas de Independiente para atacar…

En la faceta ofensiva, Boca necesitará que resurja un Pavón que desborde y genere constantes situaciones de peligro que incomoden a un viejo conocido Sanchez Miño, acomodado al lateral izquierdo: puede ser la zona clave. Junior Benítez, que buscará justificar por qué Guillermo apostó por él, también puede aprovechar los espacios tras las espaldas de los ataques del Rojo. Será un partido que seguramente tenga mucha acción por los costados.

El momento llegó. No se puede seguir desperdiciando situaciones, más ahora cuando las plumas parecen molestar. El equipo tiene una prueba de fuego ante un rival duro de enfrentar. Boca sigue dependiendo de sí mismo, aunque esta vez saldrá a la cancha con el resultado de San Lorenzo y River consumado. Concentración, velocidad y atención en los relevos en los costados parecen ser las claves.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Son todos de Boca: Cacho Malbernat

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos toca Cacho Malbernat, pieza clave del Estudiantes de Zubeldía.

Los mercados de Riquelme

¿Cómo gestiona Boca las transferencias desde que llegó el Consejo de Fútbol al club? En MuyBoca analizamos las tácticas de Román: bajo presupuesto, incorporaciones con experiencia, sostenimiento del equipo titular y algunos refuerzos que no llegan…

Podcast: Defensa para armar

En MuyBoca pusimos el foco sobre la línea defensiva del equipo de Russo: ¿cómo se pasó de la solidez del 2020 a la falta de funcionamiento de la actualidad?