Vaya al frente

Ante Independiente, Guillermo volvió al esquema con tres puntas y el equipo se revitalizó. ¿Cómo seguirá la historia?

Tras perder el clásico de local ante River, la urgencia apremió: Guillermo Barros Schelotto recurrió a un 4-4-2 para batallar, transpirar y volver al triunfo ante Newell’s. Confiado por el resultado, repitió con Huracán; fue un error, y un Boca chato sólo pudo llevarse un punto de La Quema. Contra Independiente volvieron los tres puntas: la agresividad y la actitud también dijeron presentes.

Boca se plantó más adelante con la inclusión de Junior Benítez, que además fue decisivo con un gol y una asistencia. Metido en el partido, el dibujo con tres delanteros le permitió repartir mejor el espacio, sin dejar huecos por las bandas (lugar preferido de Independiente) y haciendo daño con un Cristian Pavón muy activo. Además, el esquema tiene ahora en Wilmar Barrios un sostén fundamental al momento de la defensa. Los mediocampistas quedan mejor parados para marcar, y también cuentan con otra opción de pase en ofensiva.

El esquema de tres delanteros, el preferido de Guillermo, parece haber regresado para quedarse. Ahora volverá a estar disponible Ricardo Centurión, una pieza fundamental para el tridente ofensivo. Más allá de que los planteos tácticos siempre dependerán del nivel de los jugadores, la muestra ante Independiente fue clara: Boca se paró mejor, tanto en ataque y en defensa, con mayor presencia ofensiva.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Los fieles de La Boca

La gente fue en masa a apoyar a la Bombonera y hubo recompensa: 1-0 a Talleres para dejar atrás una semana de conflictos. A tirar todos juntos para adelante.

Tiren por Boca

El Xeneize sufrió un nuevo golpe en una semana cargada de rumores, peleas ante los ojos de todos y declaraciones cruzadas. ¿Es necesario dinamitar todo por una derrota?

Se terminó el sueño

Boca cayó por penales ante Corinthians y quedó afuera en octavos de la Libertadores. El Xeneize fue más, pero la puntería falló y habrá que esperar a 2023.