El campeón del aguante

Disfrutá, bostero: este título fue uno de los más sufridos en años. La ida de Tevez, las caídas durante el torneo, las cosas que se dijeron… Repasá y desahogate: ¡se lo dedicamos a todos!

Lejos, lejísimos quedó el 0-1 contra Lanús en el Sur en la primera fecha de este campeonato 2016/17. No sólo por el año calendario, esa nueva particularidad de los torneos largos en Argentina; también es impresionante la cantidad de alegrías, tristezas, cambios, polémicas y sí, claro, escándalos que atravesó Boca para llegar a gritar campeón. Ahora, con la felicidad consumada, vale la pena repasarlo y darse cuenta: fue uno de los torneos más sufridos de la historia

En el plano deportivo, Boca empezó con derrota pero después, en todo el semestre, no perdió más. Tuvo a Tevez suspendido tres fechas por saludar a Germán Delfino, se puso en duda a Benedetto hasta sus tres goles a Quilmes, se disfrutó de Bou en la seguidilla de clásicos, se rompió una racha de partidos sin ganar de visitante, se sobrepasó la eliminación por Copa Argentina a manos de Rosario Central, y el año terminó con un sabor agridulce: el equipo llegó a su plenitud, goleó a River, alcanzó la punta; pero perdió a Carlitos, en una insólita partida a China entre las sombras

La segunda parte, sin su líder, fue todavía más movida, con golpes y levantadas. Ganó en paradas bravas como Banfield, Liniers y San Juan; dejó pasar puntos con Talleres y Patronato de local y en Rafaela; sufrió un golpazo con River; venció con oficio a Newell’s y aplastó a un Independiente que venía agrandadísimo, paseó por Mar del Plata… Benedetto fue el faro, Barrios entró para contagiar y no salir más, hubo cambios en defensa. Parecía que se escapaba, pero los de abajo son gallinas. Y no nos pudieron alcanzar. 

Los golpes no sólo fueron por errores y carencias adentro de la cancha: las palabras crisis y escándalo acompañaron las noticias de Boca durante todo el año. Desde el pedido de juicio penal a Tevez por el insulto a Delfino a los horrorizados por una patada en un entrenamiento. Del box entre Silva e Insaurralde a las mil y una de Centurión -las que hizo (e incluso deben ser investigadas) y las que le inventaron. De los problemas del horario: si Boca jugaba antes, le favorecía para meter presión; y si lo hacía después, se beneficiaba con el resultado puesto. La famosa “AFA bostera”, que no dejó que los visitantes xeneizes vayan a MDQ como en otros cuatro partidos de la temporada, pero sí autorizó a Sn Lorenzo y River para ir sin problemas a Santa Fe. Los cruces entre Tevez desde China y Riquelme: si algo le faltaba al hincha era sufrir por dos ídolos que ni siquiera siguen en el club. 

El torneo más largo de la historia llegó a su fin. El campeonato más estresante del mundo ya es de Boca, ya es una estrella más en nuestro escudo. Tanto sufrimiento, tanto nervio, tanto susto, todo valió la pena. Abrí un vino, descorchá, relajate: tenés un nuevo trofeo por el cual brindar. Y acordate de los que te quisieron voltear… ¡Se lo dedicamos a todos!

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Garantía de confianza

Sin ser el favorito del entrenador para el puesto, Leonardo Jara se adueñó del lateral derecho: con él, Boca ganó solidez y tranquilidad en una posición donde venía sufriendo en el ciclo Barros Schelotto.

Quedate que te vas a divertir

Pavón entró desde el banco ante Rusia y fue titular contra Nigeria: en ambos partidos, dio el pase gol para que Agüero abra el marcador. Acá te miran, Cristian…

Su mejor versión

Pablo Pérez fue una de las figuras con River y, tras la lesión de Gago, es una de las piezas más importantes de este Boca que marcha firme en la Superliga.