El gran debate

Angelici convocó a todas las agrupaciones del club y Boca por primera vez parece tomar la cuestión de la Bombonera como un tema de Estado. “La primera opción es ampliar”, le dijo Gribaudo a MuyBoca. ¿El sueño es posible? ¿Quedó atrás la idea de una nueva cancha?

Desde que asumió en 2011, el mismo día en que Boca se coronaba campeón justo en la Bombonera, Daniel Angelici persigue un objetivo que lo fascina: la construcción de un estadio nuevo para Boca Juniors. Un estadio para 80.000 personas, con aportes extranjeros, techado, a nivel europeo. Tuvo reuniones con empresarios, con jeques, paseó por los medios exponiendo su proyecto, se filtraron filminas y se debatió incluso en la Legislatura por la cesión al club de los terrenos de Casa Amarilla. En el medio, la Bombonera fue elegida una y otra vez por revistas de todo el mundo como el mejor estadio del planeta; fue llenada y embellecida por sus hinchas; fue abrazada, en una marcha organizada para defenderla; fue modelada mil veces, con la oposición también presentando sus ideas de ampliación.

Campaña de por medio, en estos seis años de gestión Angelici la Bombonera siempre estuvo en el centro de la escena. De un lado, los argumentos para un nuevo estadio: que queda chica, que a más capacidad más ingresos y más títulos, que la ampliación es imposible, que 70 años ya es mucho… Por el otro, la defensa de la historia: su mística, su fama mundial, su presión a los rivales reconocida incluso por ajenos, la locura de hacer un nuevo estadio en la economía argentina, las mil y una posibilidades de buscar remodelaciones para agrandarla y embellecerla aún más. La situación, ahora, cambió: Angelici solicitó al Consejo Profesional Inmobiliario que realizara un relevamiento serio de las manzanas de detrás de la cancha, y se reunió con todas las agrupaciones del club este lunes para empezar a trabajar en conjunto. ¿Será?

Angelici se reunió con los presidentes de 14 de las 15 agrupaciones del club; el único que no asistió fue Jorge Amor Ameal, que alegó que no lo invitaron, aunque desde el oficialismo niegan eso. El objetivo es tratar a la Bombonera como un tema de Estado, con todos participando y debatiendo: la idea es exponer en Comisión los resultados del relevamiento, que se acerquen diferentes proyectos, analizarlos y ver la viabilidad de cada uno. Por ahora, los que más fuerza tienen son dos: el del esloveno Tomas Camernik, que se acercó al club con su idea de construir sobre los palcos; y el del estudio MSGSSS, que de la mano de Orlando Salvestrini acercó la idea de hacer una cuarta bandeja.

“La primera opción, realmente, es ampliar la Bombonera. Con las agrupaciones se acordó un acta de compromiso de trabajar juntos, fue una reunión muy positiva”, explicó en MuyBoca Radio Cristian Gribaudo, Secretario General del club y uno de los que lleva adelante el nuevo rumbo de la gestión Angelici en cuanto al estadio. “La reunión fue muy buena, se avanzó mucho”, comentó al pasar un político con mucha historia en el club que siempre fue un férreo opositor al gobierno actual.

Por primera vez, la cuestión de la Bombonera parece tomarse seriamente como un objetivo que nuclea a todos los bosteros. Consciente de que su proyecto de nuevo estadio tiene muy poca aceptación entre los socios y reconociendo la importancia del tema, Angelici -de conducción personalista- parece querer abrir el juego al resto de los integrantes del día a día del club. El debate siempre es sano, saludable, constructor, y más en un tema tan trascendental como el de la Bombonera. La historia está en juego.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Choque de opuestos

Boca, el equipo que más goles marcó en el torneo, visitará a Vélez, el único que mantiene su valla invicta. La última vez en Liniers, el conjunto del Mellizo realizó una de sus mejores performances. ¿Repetirá este sábado?

Suma sin restar

Paolo Goltz va creciendo en Boca y contra Godoy Cruz se vio su mejor versión. Pedido por Guillermo, llegó con poco ritmo de fútbol y de a poco se va acomodando.

La ilusión renovada

El básquet Xeneize arranca una nueva temporada en el máximo nivel, con cambio de entrenador, varias caras nuevas y con la obligación de no repetir la mala campaña del año pasado.