Sebastián Pérez: «Esta lesión es una prueba de vida»

Es uno de los integrantes de la legión colombiana que ilustra el plantel. Hoy, transitando la mitad de su recuperación, analiza su futuro, habla de Edwin Cardona y recuerda la mañana en que se levantó para ver el triunfo de Boca ante el Milán en Japón.

Llegó desde Colombia con muchos pergaminos después de salir campeón de la Copa Libertadores, pero Guillermo no lo mandó a la cancha inmediatamente. Fue sumando minutos de a poco, y cuando tenía su lugar, se rompió los ligamentos cruzados. Hoy, a tres meses de ese episodio, se entrena en soledad en Casa Amarilla mientras sus compañeros hacen la pretemporada en Ciudad del Este. Aquí está Sebastián Pérez, en una charla íntima con MuyBoca Radio.

– ¿Cómo estás viviendo estos días de tu recuperación? 

Ya van tres meses, y venimos bien, pero con los médicos consideramos que era una ‘bobada’ ir a Paraguay porque no podía correr. Cuesta un poco después de las vacaciones, pero vamos muy avanzados, aunque recién estemos a la mitad, estoy motivado porque la vuelta está un poco más cerca.

-¿Cómo fue la evolución? 

Es una lesión complicada (se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla el 6 de abril), porque se trabaja mucho sobre una zona y se pueden descuidar otras. Es un proceso de mucha paciencia, y hay que saber que cuando uno vuelve tiene que estar fuerte desde lo físico, pero sobretodo desde lo mental. Tomo cada día como un nuevo reto, una nueva forma de mejorar.

– Te tocó venir a Boca después de ser campeón de América con Nacional, y cuando estabas sumando minutos, te lesionaste, fue un bajón importante…

Es una prueba de vida, en el fútbol esto es muy frecuente. Tengo que asumirlo y volver con más ganas.

– En medio de la recuperación, el campeonato habrá sido una gran alegría…

Si, hice un pequeño aporte, estuve en 12 partidos. Fue una alegría para todos, tras un año duro y un torneo largo en la que hemos pasado momentos difíciles. Tuvimos una pretemporada muy larga, el torneo no empezaba, hubo adversidades de lesiones, expulsiones, muchos condimentos que, quizás, la gente no conoce y que hicieron que se festeje como un desahogo en el final.

– En ese desahogo, uno de los principales protagonistas fue Centurión, que para el afuera tiene una consideración, pero que para el grupo tuvo otra, según la palabra de sus compañeros. ¿Vos qué consideración tenés de él?

Hablo por lo que he visto y lo que conozco de él. Centurión es una persona aporta alegría al grupo, y adentro de la cancha es un jugador que no se esconde, que es desequilibrante, que aparece en los momentos difíciles. En lo único que nos podemos enfocar es lo que nos demuestra a nosotros y en la cancha, el resto se tendrá que ocupar él.

– Cuando se lesionó Gago, en su momento, te tocó entrar a vos, después te lesionaste y fue el momento de Wilmar, ¿cómo viste su actuación? 

Es un jugador que al hincha de Boca le gusta porque corre, mete, juega simple, por eso la gente lo ama tanto. Es muy merecido lo que vivió y lo que está viviendo. Ojalá lo pueda seguir demostrando.

– Así como lo mencionás a Wilmar, ahora ha venido otro compatriota tuyo y ex compañero, como es Edwin Cardona, ¿qué se puede encontrar el hincha de Boca? 

Es un jugador diferente, desequilibrante, con muy buena pegada de afuera del área, de mucho gol. Creo que va a aportar demasiado al equipo. Si se pone bien físicamente, puede ser una de las figuras, y demostrar su gran talento en el fútbol argentino. No tengo ninguna duda de eso, lo conozco muy bien. Ojalá los pueda sorprender, es un jugador de mucha calidad.

SEBAPE CARDONA

– En un ensayo informal, Guillermo lo colocó como interior por la izquierda, ¿es el lugar en el que mejor lo has visto jugar, como compañero? 

Siempre lo conocí jugando de enganche, en la Selección Colombia jugó como extremo por izquierda, al igual que en Monterrey. No sé si siente tanto el hecho de jugar de mixto, sobretodo por el retroceso, pero son decisiones que manejará el cuerpo técnico, y si lo pone ahí es por algo.

– Hablábamos de los de antes, pero hoy hay como una nueva camada de colombianos que han venido al fútbol argentino. Hoy en Boca son cuatro: Cardona, Barrios, Fabra y vos. También está Ibargüen en Racing, ¿cómo lo ves vos, por qué crees que se da de nuevo ahora? 

Todos en Colombia sabemos que llegar al fútbol argentino es un paso enorme, quizás un escalón menos que jugar en Europa, pero sin dudas que es el máximo escalón que se puede alcanzar en Sudamérica. Sabemos que el fútbol argentino lo ve todo el mundo, y para nosotros venir acá es un salto enorme. Y que se estén fijando en jugadores colombianos habla de una generación de jugadores buenísima, y que tenemos que aprovechar.

– ¿El gran objetivo al que apuntás ahora es la Copa Libertadores? 

Yo creo que en tres meses, tres y medio, voy a poder volver. Quizá termine el año jugando algunos minutos, pero el objetivo principal es estar en la pretemporada de enero, para poder apuntar también al Mundial.

Boca y Colombia, una relación simbiótica

– Vos tenés 24 años, y la relación entre Boca y Colombia es especial. Cuando Edwin estaba todavía en México, hablaba de Boca con mucha admiración, recordó alguno de esos equipos gloriosos, como el del 2000. ¿Pesó tanto en tu infancia eso que significa Boca en Colombia? 

Sí, totalmente. Si vos le preguntás a cualquier persona en Colombia por el fútbol argentino y te van a hablar de ese Boca de los colombianos, por lo que ganaron y porque marcaron una época. Seguramente si hubieran venido y no hubiesen conseguido lo que consiguieron, la cosa sería distinta, pero por lo que lograron repercute en todo el mundo, y más en Colombia, porque no era uno, sino tres que ganaron todo.

– Tenías 7, 8 años cuando Boca le ganó al Real Madrid… 

Sí, fue en el 2000, tenía 7 años, pero claro que lo recuerdo.

– ¿Te acordás de haberte levantado a la mañana para verlo? 

No en ese, pero sí contra el Milan, que Boca gana por penales con gol de Cascini, ese sí lo vi.

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Más que un triunfo

Boca derrotó 1-0 a Newell’s en Rosario y se trajo algo más que los tres puntos: volvió a convertir de pelota parada, fogueó a los pibes y dejó atrás los rumores de estas semanas. Es el camino.

Son todos de Boca: Cacho Malbernat

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos toca Cacho Malbernat, pieza clave del Estudiantes de Zubeldía.

Los mercados de Riquelme

¿Cómo gestiona Boca las transferencias desde que llegó el Consejo de Fútbol al club? En MuyBoca analizamos las tácticas de Román: bajo presupuesto, incorporaciones con experiencia, sostenimiento del equipo titular y algunos refuerzos que no llegan…