El chico de los 18 millones

Pavón es irreemplazable para el cuerpo técnico y en la noche de La Bombonera ratificó su valía con el único gol ante Villareal. El Mónaco pondría la cláusula de rescisión por él y el hincha ya lo extraña.

“No hay un reemplazo para Pavón. Es un jugador que tiene unas características difíciles de encontrar en el fútbol argentino”. Las palabras de Guillermo no hacen más que respaldar algo que se ha visto en la cancha. El ex Talleres de Córdoba convirtió el único tanto en la victoria ante Villareal y fue de los de mejor rendimiento en el amistoso internacional.

Ya sin Centurión en el plantel, Pavón es el extremo que aporta velocidad y desequilibrio, tiene aceitado el retroceso, y además convierte. No por casualidad ha estado presente en los 30 partidos de la temporada anterior y ha sido el segundo goleador -con nueve tantos- detrás de Benedetto.

Según su representante, Fernando Hidalgo, el Monaco de Francia prepara una oferta cercana a la cláusula de rescisión que es de 18 millones de euros. En caso de concretarse, parece difícil que el hoy ‘siete bravo’ xeneize, pueda quedarse a jugar la Copa Libertadores, algo que es indispensable para Guillermo.

Muchas veces denostado por sus decisiones finales adentro de la cancha, Pavón parece haber madurado y eso se refleja en el campo. La sensación final es que, si se va, el cuerpo técnico y el hincha de Boca lo va a extrañar en demasía.

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

¡A octavos!

Boca hizo su trabajo: goleó a Alianza Lima por 5 a 0 con Wanchope como goleador y Pavón como figura. El boleto a la siguiente fase llegó gracias a la victoria de Palmeiras ante Junior en Brasil.

Pegado a la radio…

Boca recibirá a Alianza Lima con una oreja en Brasil: para avanzar de ronda en la Libertadores depende de que Junior no gane en su visita a Palmeiras. Cargale pilas a la radio o al control remoto…

Póngase cómodo, capitán

Otra alegría para Boca: tras los festejos, volvió a jugar Fernando Gago. El equipo dio todo pese al juez Rapallini y dejó callados a Holan e Independiente: 3-3 con Huracán.