Conexión a la ilusión

Cardona y Fabra se recuestan por la misma banda y forman la nueva arma de Guillermo en ataque: sus combinaciones se empezaron a ver en los partidos de preparación y por Copa Argentina. Es una zona a explotar en este semestre.

Los cuatro goles en cinco presentaciones de Edwin Cardona quizá tapan una faceta que no debe ser menospreciada: la generación del juego que aporta el colombiano. Y el mejor ejemplo de esta gran virtud del ex Monterrey se ve en el nivel de uno de sus compatriotas, Frank Fabra. El lateral izquierdo, dueño del puesto tras la partida de Jonatha Silva, tiene la oportunidad de afianzarse y demostrar todo su potencial aprovechando el juego de Cardona: en los partidos amistosos y en el choque por Copa Argentina, Fabra ya le dejó en claro a Guillermo Barros Schelotto que es un arma de fuego en ataque con el apoyo del nuevo 10.

La mejor expresión de esta combinación colombiana, con conocimiento en la Selección, se vio contra Gimnasia y Tiro de Salta: amén del nivel del rival, completamente inferior a Boca, Fabra fue una de las principales cartas en ataque para los de Guillermo. Y es que el lateral se ve muy favorecido por el estilo de juego de Carona: al no ser un extremo clásico, Edwin se tira al centro, dejando libre el callejón izquierdo y aprovechándolo al máximo con su toque fino y la velocidad de Fabra.

La partida de Ricardo Centurión, sin dudas, dejó a Boca con menos sorpresa en ataque; Guillermo, casi sin querer, parece haber encontrado cómo reemplazar la inventiva del ex Racing con la dupla Cardona-Fabra. Precisión, velocidad y profundidad: los colombianos ya empezaron a ilusionar por la banda izquierda.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.