¿Cómo arranca el nuevo Boca?

Llegaron Cardona y Espinoza. Se queda Benedetto y está Bou. Pavón continúa en el plantel. Junior Benítez y Bouzat se presentan como variantes. Guillermo se rearma con la esencia del campeón.

El qué es la base para aplicar un cómo. El qué de Guillermo Barros Schelotto desde que llegó a Boca es ser lo más ofensivo que sus jugadores se lo permitan. El cómo, hasta ahora, fue la verticalidad a través de la que aplicó esa faceta: el Mellizo formó un equipo vertiginoso, que atacaba por los costados con laterales rápidos, que pasaban constantemente al ataque, y delanteros explosivos, con un rápido cambio de ritmo.

Sin embargo, este nuevo modelo se perfila distinto, al menos desde el armado inicial y lo realizado a lo largo de la pretemporada. La salida de Ricardo Centurión y la consecuente llegada de Edwin Cardona como su reemplazante obligan al Mellizo a modificar algunas piezas en su esquema, aunque sin perder la esencia con la que salió campeón.

Ante la diferencia de características entre el colombiano y Centu, el entrenador optó por un juego de asociación en el medio, en el que la pelota se mantiene mucho más antes de llegar a la finalización de la jugada. Guille sostuvo el tridente en el centro, con Wilmar Barrios, Gago y Pablo Pérez, y, aunque hasta ahora conserva el 4-3-3 (en algunos partidos lo modificó por un 4-4-2 o hasta un 4-1-4-1), la presencia como extremo del nuevo ’10’ le da una funcionalidad de enganche mucho más tradicional que la que tenía con el viejo ’10’. Ello sin relegar la imprevisivilidad de Pavón ni la vocación ofensiva de Fabra, Jara o Peruzzi.

Desde el banco, el once se torna más tradicionalista. Espinoza es un clásico delantero por afuera -parecido a Pavón-, al igual que Bouzat y Junior Benítez. Con ellos, sí puede reflotar un estilo similar al que tuvo durante el semestre pasado. Una atractiva variante en caso de no poder quebrantar la voluntad rival con el método inicial.

El Xeneize pone primera el domingo a las 18:05 en La Bombonera ante Olimpo. Será la primera prueba oficial. Los ensayos, hasta ahora, fueron más que prometedores. El desafío, ahora, será terminar de concretar lo que viene amagando: que este nuevo Boca será superador que el anterior.

Por @gerbo__

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.