Un equipo tranquilo

Boca exhibió ante Olimpo su mejor cara desde el fútbol pero también desde lo mental: el Xeneize y toda la Bombonera pasaron la tarde en calma, con paciencia, sin sobresaltos. Es el camino.

El estilo de este Boca 2017/18 es diferente al del campeón de la temporada pasada. No es que reniegue de la ofensiva ni mucho menos, pero se apoya mucho más en el toque y en la posesión de pelota y no tanto en el dinamismo como antes. Y eso, en el 3-0 contra Olimpo en la Bombonera, se manifestó también en una sensación que debe ser la que acompañe al Xeneize el resto del torneo: tranquilidad.

Boca viene de salir campeón, Guillermo Barros Schelotto ya se puede bordar una estrella también en su traje de entrenador. Sin esa presión inicial y después de superar algunas tormentas, el equipo debe estar más confiado, más seguro. El gol tempranero y las notorias diferencias de nivel con el rival contribuyeron también a hacer de la Bombonera el escenario de una tarde de calma, de paz, sin desenfreno ni sobresaltos. De principio a fin, el Xeneize supo que iba a ganar el partido.

El estilo equilibrado y el haber sido campeón son las principales armas de este Boca para ganar la batalla entre la tranquilidad y la ansiedad. Definitivamente, el Xeneize está embarcado en un proyecto de largo plazo, con la Copa Libertadores 2018 como objetivo en el horizonte: renovó contratos, trajo jugadores con chapa, está probando en otros puestos (la competencia en el arco es el mejor ejemplo). Se necesita de esta tranquilidad para construir prolijamente sobre los cimientos ya asentados.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Choque de opuestos

Boca, el equipo que más goles marcó en el torneo, visitará a Vélez, el único que mantiene su valla invicta. La última vez en Liniers, el conjunto del Mellizo realizó una de sus mejores performances. ¿Repetirá este sábado?

Suma sin restar

Paolo Goltz va creciendo en Boca y contra Godoy Cruz se vio su mejor versión. Pedido por Guillermo, llegó con poco ritmo de fútbol y de a poco se va acomodando.

La ilusión renovada

El básquet Xeneize arranca una nueva temporada en el máximo nivel, con cambio de entrenador, varias caras nuevas y con la obligación de no repetir la mala campaña del año pasado.