Un Pérez renovado

Pablo comenzó la temporada anotando dos goles en dos partidos oficiales. Si bien los rivales no son medida, es un buen indicio: Boca comienza a disfrutar del aporte ofensivo de sus mediocampistas.

“Olé olé olé, Pablo, Pablo…”. La Bombonera sorprendió con el veredicto: Pablo Pérez fue ovacionado en la fiesta del campeonato, tras coronar la estrella 66 con un 2-1 a Unión. Con rendimientos intermitentes, regulares amarillas y tragos agridulces desde que llegó al club, el ex Newell’s igualmente se ganó el respeto, el afecto de gran parte de hinchas. Este semestre lo comenzó de manera tal que revalida el cariño de algunos y tapa las críticas de otros: dos goles en dos partidos oficiales para el volante.

La falta de gol de los mediocampistas fue un déficit del campeón: pese a que quemó redes rivales, en el primer semestre de 2017 apenas Fernando Gago convirtió, y ambas veces de pelota parada. Pablo Pérez comenzó la temporada 2017/18 rompiendo esa racha y anotó ante Gimnasia y Tiro por Copa Argentina y ante Olimpo por el torneo, donde además tuvo otras ocasiones de convertir. En su renovada vocación ofensiva sin dudas se esconde una gran ayuda del nuevo estilo del equipo de Guillermo Barros Schelotto.

Edwin Cardona se tira hacia atrás como enlace, Cristian Pavón atraviesa un gran momento, Wilmar Barrios libera a Gago en la conducción y el equipo ataca más pausado, más equilibrado, más compacto. Ante esta situación, Pérez explota bien su inteligencia tanto para el toque como para atacar al vacío: ya no debe equiparar en velocidad a los extremos, sino que va avanzando paso a paso con el resto de los volantes y llega con claridad y precisión. Está claro que los dos rivales que fueron víctimas no tienen el mejor nivel y quizá no sirven de medida, pero sin dudas es un comienzo auspicioso tras un semestre de sequía para Pérez.

Llegó con chapa, perdió su titularidad, se hizo echar contra River, llevó la cinta de capitán, fue campeón ya tres veces… Pablo Pérez y sus altibajos son un síntoma de los tiempos turbulentos a los que Boca parece querer poner fin. El volante comenzó la nueva temporada renovado, como el resto del equipo. A mantener.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

El puesto vacante

Con Gago y Pérez lesionados, a Boca hoy le falta el jugador que aporte el toque y la circulación en el mediocampo. ¿Cuáles son las diferentes variantes que tiene Guillermo para volver al mejor nivel del equipo?

Trabajo forzado

Boca tuvo que trabajar más de la cuenta para sumar de a tres como local: con un gol de Fabra, casi de casualidad, el Xeneize superó a Temperley y mantiene la diferencia con sus perseguidores.

A palabras necias…

Tras una semana impregnada por el antiboquismo en los rivales y los medios, Boca hace caso omiso a las sospechas infundadas. Guillermo sabe que la mejor respuesta será un triunfo ante Temperley el domingo. Y que el resto siga llorando…