Sana costumbre

Con varios suplentes, Boca se quedó con el clásico en San Juan ante un River con mayoría de titulares: Junior Benítez marcó el 1-0 que selló la victoria en un encuentro chato. Gago volvió a lucirse con otra asistencia de lujo.

Nunca es oportuno perder un superclásico. O mejor dicho, siempre es positivo ganar uno. Es difícil explicar la disputa de este amistoso más allá de las exigencias por los vínculos comerciales de compartir ambos equipos un mismo sponsor. Sin embargo, una vez que la pelota comienza a rodar -gracias al puntapié inicial de Maluma-, la victoria se convierte en un deber estando River enfrente. Y así lo entendió Boca, que pese a llegar diezmado por la ausencia de los convocados por Eliminatorias, se plantó con firmeza ante un rival que puso en cancha a la mayoría de sus titulares. Para ser sinceros, probablemente ninguno de los que corre desde atrás se debe haber ganado un lugar por lo hecho en San Juan, pero el honor quedó intacto gracias al triunfo por 1-0 con gol de Junior Benítez. Y sí, los clásicos se ganan…

Pese a que este encuentro era la posibilidad de mostrarse para muchos, lo más destacado fue exhibido por parte de aquellos habituales titulares. Si bien no contó con los intérpretes cotidianos, Gago se lució otra vez: toques claros, pierna fuerte y nuevamente una asistencia precisa para romper el cero. Con su ingreso, Pablo Pérez refrescó al equipo y se convirtió en socio de Pintita. La zaga central, que arrancó con la dupla Goltz-Magallán, fue otro de los puntos fuertes aportando solidez.

La arista negativa de la victoria fue la lesión de Espinoza. El ex Huracán empezó siendo uno de los más peligrosos, aunque luego su performance se fue desinflando hasta que fue sustituido por una molestia muscular. Guillermo perdería por un par de semanas al principal reemplazante de Pavón. Más atrás, aparecen en carrera Bouzat y Junior Benítez, que ofició de falso 9 en Cuyo y anotó el tanto de la victoria. “Hacemos goleadores a los 9”, sacó chapa el Mellizo, aludiendo también al presente de Benedetto, citado a la Selección.

Con varios pibes en cancha, el Xeneize le tiró la paternidad a River. El triunfo sirve para mantener la inusual calma que reina en Boca. Y despierta fantasmas en la vereda de enfrente, con poco peso en las áreas. ¿Y si prueban con Maluma de 9?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

El puesto vacante

Con Gago y Pérez lesionados, a Boca hoy le falta el jugador que aporte el toque y la circulación en el mediocampo. ¿Cuáles son las diferentes variantes que tiene Guillermo para volver al mejor nivel del equipo?

Trabajo forzado

Boca tuvo que trabajar más de la cuenta para sumar de a tres como local: con un gol de Fabra, casi de casualidad, el Xeneize superó a Temperley y mantiene la diferencia con sus perseguidores.

A palabras necias…

Tras una semana impregnada por el antiboquismo en los rivales y los medios, Boca hace caso omiso a las sospechas infundadas. Guillermo sabe que la mejor respuesta será un triunfo ante Temperley el domingo. Y que el resto siga llorando…