De regreso a AFA

Nández, Fabra, Barrios, Cardona y Benedetto vuelven de sus equipos nacionales: cómo jugaron, cómo vuelven física y anímicamente, cómo reinsertarlos en Boca. Los pro y los contra de tener un equipo de Selección.

«Para nosotros es un orgullo tener jugadores en la Selección», le dijo Royco Ferrari, vicepresidente de Boca, a MuyBoca Radio. Está claro: los cinco citados en esta fecha FIFA son una muestra de que el Xeneize está haciendo las cosas bien, de que su plantel es de élite. Pero también presenta complicaciones, y vale la pregunta: ¿cómo vuelven Nahitan Nández, Fran Fabra, Wilmar Barrios, Edwin Cardona y Darío Benedetto de sus respectivos elencos nacionales?

Nández fue, sin dudas, el que más disfrutó de su fecha FIFA. El flamante refuerzo xeneize fue ambas veces titular en Uruguay, que empató con Argentina, venció a Paraguay en Asunción -por primera vez en la historia-, y quedó a un paso de la clasificación a Rusia 2018. Con la confianza del Maestro Tabárez y la alegría del objetivo logrado, vuelve al Xeneize sin problemas físicos y con chapa para empezar a sumar minutos.

Los tres colombianos lograron mantener al equipo de Pekerman en zona de clasificación directa. Barrios jugó de titular sólo contra Venezuela y no vio minutos contra Brasil; Cardona y Fabra, por el contrario, estuvieron de arranque en ambos partidos. Los tres dejaron en claro que tienen nivel para el roce internacional, y de hecho Frank fue una de las figuras en el partido contra los brasileños al jugar por la misma banda que Edwin. La mala: justamente el lateral izquierdo terminó con una molestia muscular, aunque no sería de gravedad. Más allá del asterisco en Fabra, está claro que Barrios y Cardona vuelven para ser titulares otra vez.

El que menos aprovechó la fecha fue, justamente, el argentino: Darío Benedetto tuvo su bautismo en la Selección y no de la mejor manera. El Pipa tuvo el apoyo del público poco futbolero que fue al Monumental, que hasta pidió por su ingreso cuando las papas quemaban, pero no logró demostrar toda su capacidad y se fue amargado por el mal resultado de los de Sampaoli. A cambiar el chip: en Boca es figura, emblema y referencia para todo el equipo. Acá lo esperan las palmas y no los chiflidos de Núñez.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.