Todo terreno

El Xeneize logró un triunfazo en Lanus, se impuso por 1 a 0 con gol de Dario Benedetto en un terreno pantanoso que fue un duro rival para el estilo de juego del equipo de Guillermo.

Cuando no se puede jugar como uno pretende se necesita otra receta. El equipo de Guillermo no tuvo las condiciones para demostrar la mejor cara de su fútbol: en una cancha embarrada, donde la pelota se frenaba, el Xeneize tuvo que recurrir más a la pelota por el aire, a las jugadas individuales y a los remates de afuera del área para inquietar a Lanus. Casi sin generar situaciones de gol y cuando el empate parecía puesto apareció Benedetto para darle los tres puntos a Boca.

El equipo de los Barros Schelotto tuvo que afrontar un escenario no esperado: al margen de la dificultad que ocasionó el campo de juego, tuvo que enfrentar a un Lanus que, sorpresivamente, eligió recostarse en su campo de juego, poblar el mediocampo para cortar el circuito de pases y esperar la posibilidad para salir de contra. Aún así el Xeneize tuvo dos chances importantes con Cardona y un remate de afuera y Pavón que llegó casi hasta el área chica y no pudo centrar bien atrás.

En la segunda parte el escenario cambió, el barro siguió siendo protagonista pero los ingresos de Lautaro Acosta y Román Martinez hicieron que Lanús fuera más punzante. El local tuvo una situación clara en la primera que tocó su ’10’ pero el tiro salió desviado. Por el lado de Boca, el Mellizo metió mano en el equipo en el entretiempo: se produjo el debut de Nahitan Nandez que ingresó por Pablo Pérez. El Xeneize fue más vertical, el mediocampo pasó a ser una zona de transito rápido y no de elaboración. 

Lanús había tenido minutos de superioridad y Boca, ya sin Cardona en cancha, se resumía en alguna jugada individual de Pavón por la izquierda. Por la otra banda se abrió un carril y Jara lo aprovechó: el lateral llegó hasta practicamente el banderín del corner, frenó para sacarse la marca de encima y cuando lo arrinconaban sacó un centro con la zurda, la pelota sobró al primer marcador central, Benedetto controló con el pecho y sacó un potente derechazo ante la salida de Andrada. A seis minutos del final, Boca abrió el marcador y cerró el partido.

El equipo de Guillermo se sacó de encima un partido durísimo, ante un buen rival, en una cancha que no le sienta bien y con un escenario que jugó claramente en contra de las intenciones del Xeneize. Dos victorias en dos partidos, dos encuentros con el arco en cero y Benedetto con la costumbre de seguir metiendo goles importantes para el equipo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Garantía de confianza

Sin ser el favorito del entrenador para el puesto, Leonardo Jara se adueñó del lateral derecho: con él, Boca ganó solidez y tranquilidad en una posición donde venía sufriendo en el ciclo Barros Schelotto.

Quedate que te vas a divertir

Pavón entró desde el banco ante Rusia y fue titular contra Nigeria: en ambos partidos, dio el pase gol para que Agüero abra el marcador. Acá te miran, Cristian…

Su mejor versión

Pablo Pérez fue una de las figuras con River y, tras la lesión de Gago, es una de las piezas más importantes de este Boca que marcha firme en la Superliga.