Una rotación en veremos

En el triunfo ante Brown de Madryn la idea se resintió: Boca no supo sobrellevar la falta de Gago y Cardona. El óptimo contexto del Xeneize invita a pensar cómo mejorar en ese aspecto con vistas a 2018.

Boca jugó cuatro partidos oficiales: los ganó todos, no tuvo goles en contra y su artillero, Darío Benedetto, sigue derecho. Por si fuera poco, hasta derrotó a River en un amistoso… Ante el contexto positivo, en MuyBoca nos ponemos exquisitos: el triunfo ante Guillermo Brown de Puerto Madryn desnudó algunas falencias a la hora de la rotación, donde el equipo no supo suplantar a cartas fuertes como Fernando Gago y Edwin Cardona.

Queda claro que la ausencia de estrellas se harán sentir en el equipo, pero es propicio también seguir buscando repetir la idea pese a la falta de ciertos intérpretes. Contra Brown se vio un Boca estático, impreciso y con poca sorpresa: recién rompió el partido cuando Pablo Pérez fue a fondo, ya con Gago en cancha. Además, nombres individuales como Fernando Evangelista y Junior Benítez retrocedieron, después de haber hecho un buen papel contra River.

Está claro que Boca se prepara con paciencia para el 2018, año donde tendrá la Copa Libertadores como objetivo. Habrá tomado nota Guillermo Barros Schelotto, entonces, de que sin Gago ni Cardona el Xeneize pierde mucha fluidez: ¿Gonzalo Maroni no puede ser una opción mejor? ¿Habrá que ir a buscar alguien en el verano para evitar disgustos con futuros cambios?

La rotación necesaria no conformó contra Brown de Madryn, aunque igualmente el Xeneize avanzó de fase. Ahora, en la próxima instancia, el rival será Rosario Central, y Boca seguramente no guarde tantos nombres propios. En un contexto casi ideal, darle bola a un pequeño llamado de atención a tiempo sobre la rotación puede evitar futuros disgustos.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.