Cuenta pendiente

Benedetto vuelve a enfrentar a Godoy Cruz, el rival que lo marcó negativamente en el inicio de su ciclo en Boca. Un año después, el 9 aniquiló las criticas a fuerza de goles. ¿Será el Tomba otra de sus víctimas?

Un 18 de septiembre de 2016, 364 días atrás, Darío Benedetto tenía un partido para el olvido en Mendoza despilfarrando varios goles, Boca igualaba 1-1 ante Godoy Cruz en un inicio de torneo irregular y las críticas al delantero que había llegado al club hacia dos meses comenzaban a resonar. Casi un año después, el Pipa es la máxima figura del equipo, el más mimado en el aplausómetro de la Bombonera y jugador de Selección. ¿Que pasó en el medio? Un título. 28 partidos. 28 goles. Sí, un promedio de efectividad de un tanto por encuentro disputado…

La victoria por 1-0 ante Guillermo Brown por Copa Argentina ratifica las números del Pipa: un partido, un gol. Y sus anotaciones tienen un valor adicional. 16 veces marcó para abrir el resultado. En esta temporada, además de ante el conjunto de Puerto Madryn, ya lo había hecho frente a Lanús. ¿Seguirá de racha este domingo ante el Tomba, justamente el rival ante el que hace un año vivía una tarde de pesadilla? Esta vez será en la Bombonera. Pero por lo pronto, en el Malvinas Argentinas de Mendoza, viene de anotar este miércoles dando otra vez una lección de cómo se patean los penales…

«Mis compañeros me asisten, ellos son los responsables de que convierta en cada partido», reconoce con altruismo Benedetto. Y en cuanto al resto, teniendo en cuenta la rotación hizo mella en el nivel del equipo, el Mellizo volvería a apostar al once de memoria para el campeonato. Buscando mantener el puntaje ideal, ante el Tomba jugarían los mismos que vencieron a Olimpo y Lanús: Rossi; Jara, Goltz, Magallán, Fabra; Gago, Barrios, Pablo Pérez; Pavón, Benedetto y Cardona.

Volviendo al 9, ante el conjunto de Mendoza tendrá la oportunidad de cerrar un círculo, de aquella tarde fatal en septiembre de 2016 a este presente glorioso, de dilapidar varias oportunidades clarísimas a patentar su propio eslogan a fuerza de una precisión letal, una especie de sicario del gol: dame una que la meto….

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.