Suma sin restar

Paolo Goltz va creciendo en Boca y contra Godoy Cruz se vio su mejor versión. Pedido por Guillermo, llegó con poco ritmo de fútbol y de a poco se va acomodando.

Los flashes del campeón fueron para Darío Benedetto, Wilmar Barrios, Guillermo Barros Schelotto, incluso Ricardo Centurión: casi ningún defensor se llevó demasiadas palmas en el título. La retaguardia estuvo siempre en discusión y, de hecho, casi en ningún momento se pudo recitar de memoria. Ahora, el Xeneize parece más equilibrado y ordenado, y un nombre va apareciendo de a poco en las charlas de los hinchas: el de Paolo Goltz.

Pedido hasta el hartazgo por Guillermo Barros Schelotto, Golz llegó tras un ciclo cumplido en América. Algo falto de fútbol, le costó al inicio, pero parece haber dejado las dudas atrás: con Lisandro Magallán conforman una dupla silenciosa que, perfil bajo, sólo sufrió un gol en los cinco partidos oficiales del semestre. Con el ex Lanús como número puesto, más atrás aparece un recuperado Juan Manuel Insaurralde sumando minutos en Reserva para competir por ser su coequiper.

Ya se ha dicho: este semestre Boca lo toma como carrera para la Libertadores 2018, objetivo que desvela. Dentro de ese proyecto y esa ambición, Goltz ocupa un lugar clave: el de volver a poner a los defensores en el equipo ideal del hincha. El arranque fue con el pie derecho.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El ánimo alto» por Marcelo Guerrero

El Xeneize superó a Sarmiento de Junín en una Bombonera repleta y se acomodó en la tabla anual. Fue por 2 a 0 con goles de Luis Vázquez y Frank Fabra.

«Un Boca en crecimiento», por Marcelo Guerrero

El Xeneize superó por 3-0 a Aldosivi en Mar del Plata y sigue prendido en la tabla anual. Los niveles de Cardona y Almendra y las vueltas de Salvio y Villa agrandan el plantel de Battaglia.

Los números del nueve

Luis Vázquez es una de las gratas noticias del semestre xeneize: el delantero se afianza a fuerza de goles en la primera que dirige Battaglia y analizamos sus números.