El nuevo Boca

Con la lesión de Gago, le toca a Guillermo el desafío de rearmar un equipo que venía derecho: ¿Nández al medio, Cardona más retrasado, Espinoza o Benítez arriba? Diferentes alternativas para extrañar poco al capitán. 

No habrá Fernando Gago por, mínimo, seis meses: el capitán se operará este jueves y comenzará una recuperación de la que todo Boca estará pendiente. Pero más allá de eso, el Xeneize, de la mano de Guillermo Barros Schelotto, deberá enfocarse también en cómo reemplazar al volante, uno de los referentes por carácter pero sobre todo por juego. A un equipo que venía derecho, la baja de una pieza más que importante amenaza en cambiarle el camino. 

Lo concreto es que queda un hueco en la zona del mediocampo y habrá que rellenarlo. La primera opción es Nahitan Nández: el uruguayo, primer recambio para Guillermo, aportará despliegue y sacrificio, pero Boca perderá mucho en claridad y pase profundo. Otra chance es retrasar a Edwin Cardona unos metros para no sufrir la falta de un lanzador, aunque el colombiano aporta menos marca y posicionamiento -el próximo partido con Patronato, igualmente, está suspendido-. Si Cardona juega más atrás, Junior Benítez y Cristian Espinoza disputarán el lugar para formar un tridente ofensivo más dinámico todavía, aunque sin el toque del colombiano. ¿O apostará GBS por cambiar de esquema?

Uno que se sumó al debate fue Jorge Benítez. El Chino, mediocampista histórico del club, aportó su visión: “El uruguayo Nández es un clásico al igual que Pablo Pérez. El juego va a ser más lento sin Gago, más toques laterales, más tiempo para llegar al área rival. Sin Gago, Boca va a tener más juego corto y no va a ser tan profundo”, explicó en diálogo con MuyBoca Radio.

El Chino también sabe de la influencia de Fernando: fue el DT que lo hizo debutar en Primera. “Para mí era el cinco titular de la Selección. Lo que ustedes ven ahora, es lo que mostraba cuando estaba en juveniles. A veces, las lesiones son cuestión de suerte: antes si te operabas no volvías más; hoy es distinto, la ciencia está muy avanzada. Y Fernando tiene que volver”, completó sobre su pupilo.

No hay otro jugador en el plantel (y posiblemente en el fútbol argentino) como Fernando Gago. Ahora, a Guillermo y al resto de Boca le toca el desafío de extrañarlo lo menos posible. A no perder el rumbo sin el capitán.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Primeros pasos

Boca jugó su primer amistoso del año y fue derrota por 3 a 2 ante Godoy Cruz en Mendoza. Sebastián Pérez fue uno de los puntos destacado del equipo de Guillermo, mientras que Gonzalo Maroni y Walter Bou anotaron los goles.

El Tevez futbolista

Más allá de los debates sobre su vuelta, lo fundamental acerca de Carlitos es su rol adentro de la cancha: ¿cómo se acoplará a un equipo que, sin él, fue campeón y desfiló en todo 2017?

Administrar en la abundancia

El Boca modelo 2018 ya toma forma: aunque todavía faltan un par de refuerzos para terminar de cerrar la plantilla, Guillermo tendrá la responsabilidad de armar un once ideal con cantidad de variantes de primer nivel.