Un culto a la paciencia

Boca demuele rivales a base de confianza y tranquilidad. Seguro atrás y preciso adelante, el domingo se viene el clásico y una chance inmejorable para demostrar que su nivel no es pasajero.

Los primeros 15′ contra Belgrano no eran para nada un augurio de lo que vino después: el Pirata manejaba la pelota en la Bombonera, Boca no tenía salida, no encontraba huecos. Pero este equipo no se desespera, este equipo sabe que va a terminar ganando. Y no sólo eso: termina aplastando a los rivales. Con Guillermo Barros Schelotto a la cabeza, Boca es hoy un culto a la paciencia.

El triunfo empezó a abrirse cuando el equipo se encontró el 1-0 en el primer avance serio, con la primera pelota profunda en cortada -de Nández para Pavón-. Boca sabe que puede hacer un gol en cualquier momento (lleva 19 en siete partidos de la Superliga) y, confiado, juega con esa seguridad propia para ir llevando de a poco cada encuentro.

Por momentos lateraliza, toca entre los centrales y los volantes, todos de buen pie; en otros pasajes es más punzante, exige con Pavón y los laterales, se adelanta Cardona y se engrana Benedetto; por otros momentos, incluso, se relaja y deja avanzar al rival, se recuesta en una defensa y en un arquero que hoy brindan confianza. Boca maneja los tiempos de los partidos, una virtud invaluable que se creó en base al convencimiento de la idea general.

Por ahora, Boca desfiló en lo que va del torneo. Ahora se viene el clásico, con todo lo que eso implica, y llevar a cabo el mismo estilo paciente y confiado será importante no sólo para el partido con River en sí, si no para probar a este Boca seguro de sí mismo en compromisos decisivos ya pensando en la Libertadores 2018. El camino de la tranquilidad es el que debe seguir.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Más que un triunfo

Boca derrotó 1-0 a Newell’s en Rosario y se trajo algo más que los tres puntos: volvió a convertir de pelota parada, fogueó a los pibes y dejó atrás los rumores de estas semanas. Es el camino.

Son todos de Boca: Cacho Malbernat

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos toca Cacho Malbernat, pieza clave del Estudiantes de Zubeldía.

Los mercados de Riquelme

¿Cómo gestiona Boca las transferencias desde que llegó el Consejo de Fútbol al club? En MuyBoca analizamos las tácticas de Román: bajo presupuesto, incorporaciones con experiencia, sostenimiento del equipo titular y algunos refuerzos que no llegan…