De apuesta a realidad

Agustín Rossi llega a su segundo superclásico en el mejor momento desde que ocupa el arco de Boca, justo en un partido que puede ser un punto de inflexión de cara al futuro.

La primera parte del ciclo de los Barros Schelotto en Boca tuvo la particularidad que por distintas razones el cuerpo técnico tuvo que utilizar tres arqueros en casi ocho meses: Agustín Orion fue el titular mientras estuvo en el club, con su salida el buzo se lo puso Guillermo Sara y, por una lesión del ex Atlético Rafaela, Axel Werner terminó el 2016, clásico de por medio, como titular. Con la partida del joven arquero al Atlético de Madrid, los mellizos hicieron una apuesta fuerte por Agustín Rossi, también de corta experiencia, que hasta ahora les ha rendido frutos.

El arquero de equipo grande ataja poco pero tiene que responder ante cada exigencia. En el Boca de Guillermo sucede eso: Rossi nunca fue peloteado, tuvo que responder en pocas situaciones y generalmente lo hizo bien. El ex Chacarita y Defensa y Justicia, entre otros, atajó 24 partidos y le convirtieron 13 goles, mantuvo la valla invicta en 15 encuentros y sólo en tres le convirtieron más de un gol, con la particularidad que uno de esos fue justamente en el superclásico que se disputó en la Bombonera.

¿Puede un arquero joven adueñarse del arco de Boca con apenas 24 partidos? Es una pregunta que se hace todo el mundo Boca y más cuando se acerca un nuevo mercado de pases. Rossi ha ido de menor a mayor, nunca desentonó y en este equipo mejorado post campeonato está demostrando su mejor nivel: seis veces con el arco en cero en siete partidos y con atajadas importantes como ante Patronato y Belgrano. El joven de 22 años puede sumar porotos importantes el domingo en el Monumental para dejar de ser una apuesta a futuro y convertirse en el arquero de la Copa que todos quieren en el Xeneize.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Son todos de Boca: Lamas, Magnano y Hernández

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos animamos a cambiar de deporte: los mejores DT del básquet también pasaron por nuestra institución.

La Copa no es un trámite

Boca, con rotación y cansancio, cayó en Guayaquil por 1-0 ante Barcelona. La diferencia de gol y la victoria en La Paz pueden ser fundamentales para definir la clasificación.

Cada vez más rodaje

Boca le ganó a Lanús 1-0, llegó a su quinta victoria consecutiva y sigue sumando minutos para sus pibes. El equipo de Russo logró la clasificación a cuartos de la Copa de la Liga.