Su mejor versión

Pablo Pérez fue una de las figuras con River y, tras la lesión de Gago, es una de las piezas más importantes de este Boca que marcha firme en la Superliga.

Arrancó el semestre sorprendiendo y también ilusionando: Pablo Pérez volvió a su mejor faceta convirtiendo ante Olimpo, Godoy Cruz (por duplicado) y con Gimnasia y Tiro (Copa Argentina). No fue pasajero y, partido a partido, el ex Newell’s reafirma que nuevamente está en un gran nivel. El superclásico fue su pico, con presencia y una asistencia decisiva a Nández. Y no sólo adentro de la cancha se hace notar…

Pérez, capitán desde lo referente pero también por su personalidad para suplir a Fernando Gago en cuanto a lo futbolístico, es hoy una de las caras más visibles del Boca de Guillermo Barros Schelotto que arrasa en la Superliga. Es conciente de su momento, toma más riesgos, se planta frente a los micrófonos, y agradece cuando puede a los Mellizos, los entrenadores que le pidieron que se quedara cuando una oferta de Independiente lo hizo dudar.

Tras tiempos de altibajos, Pérez ahora sí justifica su condición de líder y su ascendencia en el vestuario también con lo que se ve adentro de la cancha. Tomó el desafío de ocupar el lugar de Gago y lo está haciendo con creces, también tomando decisiones importantes en los metros finales. Boca va por buen camino y Pérez es uno de los guías.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Empuje a lo Boca

El Xeneize se lo dio vuelta a Atlético Tucumán al final y desató la fiesta en la Bombonera. Sobró posesión y faltó profundidad, pero los goles de Langoni devolvieron al equipo a la pelea.

Grito de desahogo

Boca ganó como más se disfruta: 1-0 en la última en Florencio Varela. Queda mucho por mejorar, pero la victoria tranquiliza. Próximo rival: el puntero, Atlético Tucumán.

Rumbo torcido

Boca no pasó del 0-0 ante Rosario Central y profundizó el desconcierto en su presente. Sin una columna vertebral sólida, al Xeneize nuevamente lo salvó Rossi y generó poco en ataque.