Pasajeros en trance

Boca se torció: Racing y Rosario Central le cortaron las rachas y las lesiones complican a Guillermo. ¿La solución? Que se termine el año ya.

Boca perdió dos partidos seguidos y se lesionó Darío Benedetto. En cualquier otro momento, los titulares expondrían la “intensa crisis que atraviesa el plantel. Pero en tiempos de paz está prohibido dramatizar: el Xeneize sigue puntero y Guillermo Barros Schelotto tiene en donde apoyarse para mantenerse positivo, aunque la solución real solo la tiene el paso del tiempo.

El equipo se torció. Lo que se perfilaba para ser un semestre récord, en el que hasta los más aventurados se animaban a anunciar que el torneo ya tenía un campeón a pesar de que faltaran 20 fechas, terminó en un espiral de mala suerte: ante Rosario Central, sufrió la baja de Leonardo Jara en la semana, la de Walter Bou minutos antes de que arranque el partido, a los tres minutos del primer tiempo ya iba perdiendo 1-0 y, para colmo, sufrió la -infantil- expulsión de Paolo Goltz.

Es cierto: no todo es azar. Ante las Academias, el conjunto de los Mellizos no funcionó como en aquellos primeros encuentros y entró en un juego que no lo favorece. Sustituir al Pipa y a Pintita es, por supuesto, el principal motivo del bajón, pero, de a poco, los rivales le empiezan a sacar la ficha a lo que plantea el DT, que insiste con una idea que le dio abultados resultados, pero que sin sus principales intérpretes tambalea. Si hubo un momento para buscar alguna variante, es ahora, con solo dos jornadas por disputarse.

Leé también: Tevez, cada vez más cerca de volver

“El plantel debe reemplazar cualquier ausencia. Más allá de las las lesiones, debemos seguir siendo Boca”, zanjó Guillermo. Contra Arsenal, el Xeneize no contará con Goltz, Pérez (cinco amarillas), Benedetto, ni Gago. Habrá que ver si llega Bou y qué pasa con Jara. El tiempo cura todo. Y lo que no cura, lo emparcha: Wanchope Ábila está en camino en conjunto con algún que otro refuerzo que ya empieza a sonar -¿Carlos Tevez? ¿Walter Montoya?-. Para sacarse la mufa, nada le vendrá mejor que el final del 2017.

Por @gboero

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Los números de la fe

Boca no pudo sacar diferencia de local pero hay estadísticas que sostienen la ilusión: los delanteros, Guillermo en Núñez, el arco vencido de Armani… Un punteo positivo para confiar.

Todo sigue igual

El partido de ida de la final de la Libertadores terminó empatado 2 a 2. Boca no pudo aprovechar las dos veces que estuvo en ventaja en el marcador y ahora va de punto a la revancha en el Monumental.

Pioneros

Boca define la final de la Libertadores ante River por primera vez con la premisa de honrar la historia: el Xeneize celebró antes que su rival eterno en todas las dimensiones y esta vez no puede ser la excepción.