El aporte de Nahitan

Con pocos partidos y ganándose un lugar por lesiones de sus compañeros, Nández empezó a mostrar algo de lo que puede dar. Al despliegue e intensidad debe sumarle orden.

Boca sumó este semestre un jugador de selección: Nahitan Nández ya tiene parte de su cabeza en Rusia, palpitando su primer Mundial que jugará con Uruguay. Fija para Oscar Tabárez en las eliminatorias, de a poco el charrúa ha comenzado también a hacerse un nombre en Boca. Y, además del gol a River que ya hizo que se ganara el cariño de la gente, demostró algo de lo que puede aportarle al Xeneize en 2018.

Desde que llegó al club, Nández jugó 12 partidos, pero recién tuvo continuidad y titularidad a partir de la lesión de Fernando Gago: el ex Peñarol ingresó desde el arranque contra Patronato y disputó seis encuentros seguidos en el once inicial. Su presencia se hace sentir desde la intesidad y el despliegue que se refleja también en el área rival: a sus dos goles contra River y Godoy Cruz (buena marca para un volante), Nahitan le agrega presencia en la zona de definición, como se vio en el gol de Edwin Cardona contra Arsenal.

Parado en la posición de interior, a Nández todavía le falta quizá lograr cierto orden y ubicación dentro de un esquema que necesita aceitarse: por ejemplo, todavía no formaron con Wilmar Barrios un tándem que disimule la ausencia del primer pase de Gago. Tendrá tiempo y, sobre todo, tiene crédito: Boca no tenía un volante con el despliegue del uruguayo ni con la presencia en el área rival. El empuje y el contagio que genera es un plus para este equipo acostumbrado al ataque prolijo y efectivo.

Nández empieza a dejarse ver, a demostrar las virtudes que lo llevan a tener un lugar prácticamente asegurado en Rusia 2018. Ahora, mientras espera que sus compañeros se recuperen, también quiere ser una fija para Guillermo Barros Schelotto.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Bienvenido, Edwin

Ante Arsenal, Cardona demostró todo lo determinante que puede ser si no está atado a una posición. Con libertades, fue el conductor que Boca había perdido con la ausencia de Gago.

Vamos los pibes

Boca cortó la racha adversa con una victoria por 2 a 0 ante Arsenal en el último partido del año en la Bombonera. Vadalá abrió la cuenta y Cardona le puso cifras finales en un partido donde Guillermo recurrió a los pibes del club.

Es la hora de ganar

Luego de dos derrotas en fila, Boca tiene la obligación de recuperarse ante un débil Arsenal para sostener la punta que hoy comparte con San Lorenzo. El Mellizo, entre regresos, suspensiones y lesiones, introducirá cuatro cambios.