Último esfuerzo

Boca completará el año visitando a Estudiantes y un empate le alcanzará para quedar puntero en soledad. El parate llega en el momento justo para recuperar soldados para el máximo desafío en 2018: la Copa Libertadores.

Boca cerrará el año ante Estudiantes con una certeza: más allá de lo que suceda este domingo, iniciará como puntero el 2018. Y lejos está de ser una casualidad. Esta temporada fue de aprendizaje para el Xeneize. Es cierto que dolió no participar de copas internacionales, en parte por errores propios, pero también por la insólita desorganización de la AFA, que entregó cupos a dos certámenes en un torneo que duró cuatro meses. Sin embargo, el conjunto del Mellizo no hizo leña del árbol caído. Por el contrario, sacó provecho de la desgracia. Se enfocó en el campeonato. Ganó uno. Y lidera el actual. Más que un síntoma, una realidad: Boca encarará la Libertadores próxima de otra manera, más asentado, más maduro.

Aunque el presente es prometedor, también es cierto que el Xeneize necesita de este receso. Los soldados se caen como si se estuviese en época de guerra. Primero fue Gago. Después Benedetto. Ahora Jara. Por eso es fundamental recuperarlos para la verdadera contienda. Con el inicio de la Copa, las variantes en el equipo, es decir un banco que dé garantías, será condición sine qua non para pelear los dos frentes. O tres si se tiene en cuenta la Copa Argentina.

Ya llegará la hora de analizar los refuerzos. Por lo pronto, el objetivo inmediato implica una parada de riesgo. Si bien es cierto que el Pincha viene de capa caída, nunca es un hueso sencillo de roer. Con un equipo emparchado, alcanzó para superar, no holgadamente, a Arsenal.

Sin embargo, más allá de la lesión de Jara, que será reemplazado por Peruzzi, el Mellizo contará con dos regresos. Pablo Pérez y Goltz, que purgaron sus sanciones, reemplazarán a Espinoza y Vergini para completar las tres variantes que planea el entrenador: El 11, entonces, será: Rossi; Peruzzi, Goltz, Magallán, Fabra; Nández, Barrios, Pérez; Pavón, Vadalá, Cardona.

Con un empate, al Xeneize le alcanzará para cerrar el año de la misma forma que lo comenzó y que lo atravesó casi en su totalidad. Sí, como único puntero. «No se va nadie de los titulares hasta que Boca termine la Copa», explicó Angelici. Por primera vez desde 2012, su primer año de gestión en la práctica, todos los caminos parecen conducir a un mismo lugar en 2018. Boca, líder desde hace un año, es el mejor de Argentina: ¿será el mejor de América?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.