Un año punteros: las claves

Se termina el 2017 y Marcelo Guerrero, en esta nota en MuyBoca, analiza los puntos altos del equipo de Guillermo. La mirada está puesta en 2018 para seguir repitiendo logros.

Por Marcelo Guerrero

El 11 de diciembre de 2016, en la cancha de su clásico rival, Boca ganó 4-2 y desalojó a Estudiantes -perdedor 3-2 en San Juan- del primer puesto. Un año después, con una estrella más en su escudo, el Xeneize continúa como líder solitario del fútbol argentino. En este período cosechó casi el 79% de los puntos y promedió dos goles por partido (60 en 30).

Entre los 11 titulares que hace 12 meses festejaron en el estadio Liberti y los que ayer vencieron en el Centenario sólo hay cuatro apellidos comunes: los laterales Peruzzi y Fabra, el volante Pérez y el extremo Pavón. Podríamos añadir al zaguero Vergini, que jugó los 90 minutos en Núñez y 77 en Quilmes por la temprana salida de Goltz. Y faltaron los tres goleadores que vulneraron al joven Batalla: Walter Bou, Carlos Tevez (doblete) y Ricardo Centurión.

Estos datos revalorizan los recursos del plantel y la capacidad del cuerpo técnico para gestionarlos. Boca, más allá del rotundo aval que le dan los resultados, muestra un estilo definido, busca asociaciones ofensivas, tiene toque corto y lanzadores precisos para jugar largo, llega mucho por los costados y defiende mejor de lo que se dice.

En las 30 fechas que dura su liderazgo no recibió goles en 16: la mitad más uno. Ponderadas sus virtudes colectivas, ha habido individualidades decisivas para sostener esta larga permanencia en la cima del siempre competitivo torneo de Primera A. Cinco se destacaron especialmente.

Darío Ismael Benedetto (27) marcó 23 veces en 25 partidos. En 11 oportunidades hizo el primer gol. Sus espectaculares números lo llevaron a la Selección, donde están algunos de los principales delanteros del mundo. Boca tratará de seguir arriba hasta que se recupere de la operación. Lo esperan en mayo.

Cristian David Pavón (21) es el único que estuvo presente en los 30 encuentros de este ciclo. Su rendimiento también fue premiado con una citación de Jorge Sampaoli, quien lo considera seriamente para el Mundial. El cordobés aporta desequilibrio por las dos bandas, remate de media distancia y sacrificio defensivo.

Pablo Javier Pérez (32) arrancó el ciclo de Guillermo con una expulsión temprana en un Superclásico que generó incertidumbre sobre su continuidad en el club, tan así de extremas son las situaciones en Boca. Por la lesión de Fernando Gago, termina el 2017 como capitán y líder anímico-futbolístico del plantel.

Wilmar Enrique Barrios (24) tomó la titularidad tras la partida de Rodrigo Bentancur al Mundial juvenil. El cartaginés aportó dedicación casi exclusiva para recuperar la pelota y alivió a los demás volantes. Al margen de su gol a Estudiantes, es un correcto administrador del balón. Seguramente será otro de los mundialistas del grupo.

Agustín Daniel Rossi (22) les ganó la posición al novato Axel Werner y al experimentado Guillermo Sara. Luego de un torneo con pocas intervenciones decisivas, en la Superliga fue clave para mantener el arco invicto en ocho de los 12 compromisos. Barros Schelotto confiará en él para la Libertadores 2018.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.